Técnicos de la Consejería de Medio Ambiente adscritos al Centro de Recuperación de Espacies Amenazadas Los Villares (Córdoba) certificaron el pasado sábado día 12 de julio la muerte de un lince de dos años de edad afectado de leucemia felina.

El animal fue extraído del medio natural en 2007, concretamente de la población de Coto del Rey en el Espacio Natural de Doñana, tras dar positivo al retrovirus de la leucemia felina en un chequeo veterinario.

Según informó hoy la Junta de Andalucía en un comunicado, la evolución de este ejemplar desde su captura ha sido de quot;agravamiento progresivo del cuadro clínico", que lo ha llevado durante los últimos meses a padecer una anemia y una inmunosupresión que finalmente han acabado con su vida.

Con este son ya siete los ejemplares muertos desde que se detectó el brote epidémico en marzo de 2007, retrovirus que hasta el momento no ha vuelto a aparecer en la población silvestre de linces de Doñana.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de