Se completa así la cesión de 16 felinos para el desarrollo de un programa de cría en cautividad y proporcionar ejemplares para futuras reintroducciones en el medio natural y garantizar su viabilidad poblacional en la Península Ibérica.

Calabacín y Eón, los últimos en ser trasladados a Portugal

Los linces trasladados son dos nuevos machos con lo que el balance final de sexos  es de 11 machos y 5 hembras.

Calabacín, nacido en Sierra Morena en 2005, se convierte en uno de los linces de más edad entregado por España, mientras que ‘Eón’ es un macho subadulto nacido en cautividad en 2008. 
 
El pasado mes de octubre la hembra Azahar se convirtió en el primer lince en nutrir las instalaciones del nuevo centro de Silves.

A partir de esta fecha, la cesión de las crías de Azahar “se completó exitosamente en algo más de un mes”, aseguran los expertos.

Doñana y Sierra Morena albergan los últimos linces

Los linces descienden genéticamente de Sierra Morena (nueve  ejemplares) y Doñana (otros siete). Ambas poblaciones, constituyen, a día de hoy, “las dos únicas poblaciones viables existentes en la Península Ibérica”, afirman los expertos.
 
Los responsables del centro de Silves aseguran que todos los ejemplares han sido seleccionados siguiendo criterios de  adecuación genética. Por el momento, añaden, “los linces trasladados  evolucionan positivamente dentro de la fase inicial de adaptación a su  nuevo hogar.”.

El objetivo, señalan los responsables, es contar en un período de tres años, con una población suficiente para abordar las reintroducciones.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de