El informe proporcionado por WWF, demuestra que la mayoría de los grandes primates viven en áreas de concesiones forestales responsables, como el FSC, en contraposición de una minoría que lo hace en parques y reservas naturales. Concluyendo de esta manera que estas certificaciones pueden ser un gran instrumento para la conservación de estos simios.

El estudio

Para la realización del trabajo, los autores compararon el impacto de la explotación forestal en varias especies entre las que se encuentran los simios. La información que manejaron los técnicos del estudio provenía principalmente de estudios científicos, organizaciones conservacionistas y grandes empresas madereras.

¿Qué protege el certificado FSC?

La certificación de FSC que avala la gestión responsable de los bosques, ofrece más garantías para la vida de los grandes simios. Por ejemplo, en bosques forestales, limita la extracción hasta que se garantice la sostenibilidad del bosque.

Otro de los aspectos que requiere el FSC es que se mantengan las condiciones para el mantenimiento de hábitats de las especies amenazadas. Para el caso de los simios garantiza su alimentación y sus corredores naturales. Además, con el informe se puede decir que la principal amenaza de estos grandes animales es el furtivismo, que el certificado intenta evitar.

Conclusiones del estudio

El documento determina que  aunque amplias áreas protegidas ofrezcan grandes hábitats variados e ideales para los grandes simios, el FSC puede ser un complemento útil para protegerlas. También, el certificado concibe la creación de corredores ecológicos para conectar las zonas más aisladas donde habitan estas especies.

En los últimos 50 años, el número de grandes primates salvajes se han reducido a la mitad. Bonobo, chimpancé, gorila y orangután, los cuatro grandes simios, se encuentran en peligro de extinción.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de