Diversas asociaciones piden se suprima la recogida de cadáveres de animales muertos en explotaciones extensivas, en la línea de lo aprobado el pasado viernes 24 de Abril en el Parlamento europeo, para permitir a los buitres alimentarse y mejorar la viabilidad económica de las explotaciones ganaderas.

En los dos últimos años, se ha hablado mucho sobre los gastos y problemas que supone la recogida de cadáveres, la carga que representa para los ganaderos, el desastre para muchas aves rapaces y para distintos mamíferos silvestres, etc. 

Las III Jornadas sobre Buitres en Plasencia (Cáceres) en 2007, y el I Encuentro Nacional sobre Manejo de Rapaces Necrófagas y Gestión de Muladares, en Caravaca (Murcia) en 2008 dieron lugar a numerosos debates.  Las conclusiones de ambos han tenido amplia repercusión en al menos unos trescientos medios de comunicación de todo tipo (Prensa, radio, Internet, y televisión). De hecho, hasta el boletín de la prestigiosa Raptor Research Foundation, de Estados Unidos, les ha dedicado cuatro páginas completas, creemos que mucho más de lo que habían dedicado anteriormente a cualquier tema de España, lo que también refleja la preocupación internacional que existe.

Tal como se dijo en estas reuniones, el actual sistema de retirada de cadáveres no puede mantenerse a largo plazo.  No es sostenible un sistema en el que cuesta varias veces más destruir un animal muerta que comprarlo vivo; y encima, este coste, que podría elevarse en España a unos 150 millones de euros anuales según las estimaciones publicadas, carga sobre los ganaderos y los contribuyentes, consume grandes cantidades de combustible fósil a pesar de la crisis del petróleo que se avecina, es muy contaminante, y crea un problema sanitario real para prevenir un riesgo a menudo inexistente.

Lo que está en juego no es solamente la supervivencia de los buitres y de los osos, sino también de la propia ganadería extensiva, y de todo el sistema tradicional del campo. 

Los buitres son el método más natural, barato, sencillo, higiénico y hermoso para reciclar los animales muertos. Los buitres son los vertebrados silvestres europeos que se reproducen más despacio. El declive sin precedentes que han sufrido estas especies, en una o dos décadas o poco más, puede pasar también en España, donde sobreviven las mejores poblaciones del continente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de