Lindus 2

Entre agosto y noviembre de 2016, el número de ejemplares de aves migratorias avistado a su paso por el collado de Lindus, entre los municipios de Burguete y Valcarlos, fue de 402.340, pertenecientes a 83 especias distintas. El mayor número de ejemplares corresponde a la paloma, con cerca de 300.000. La siguiente especie más abundante fue la grulla común, con 53.781 ejemplares. Y las rapaces más abundantes fueron el abejarejo europeo (4.997), seguido del milano real (4.699), el milano negro (1.741) y la cigüeña blanca (1.591).

Los datos provienen del estudio realizado en el marco del programa de cooperación transfronteriza "Lindus 2", que se desarrolló durante más de tres meses, y contó con la participación de ornitólogas y ornitólogos profesionales que permanecieron en el punto de observación instalado en el collado de Lindus, donde realizaron labores de identificación y conteo de los ejemplares de aves en paso y residentes en la zona.

Hubo varios días en los que los participantes en el estudio pudieron disfrutar ampliamente del espectáculo natural que supone la migración de las aves. En concreto, el día 29 y el día 31 de octubre se contabilizaron más de 123.000 y 84.000 palomas respectivamente, en su intento de atravesar los Pirineos. El mismo día 31 de octubre se pudo observar también el paso de 20.000 grullas. El 9 de octubre se produjo el avistamiento de 448 milanos reales. Y el 26 de agosto se contabilizaron 1.097 abejeros europeos.

Comportamiento de las aves ante el cambio climático

El estudio sistemático de la migración contribuye a detectar cambios en las poblaciones de aves, tanto a nivel continental como en su temporalización. Series largas de datos permiten detectar cambios tanto en la fenología de paso como en las abundancias de las diferentes especies.

El estudio de la migración de las aves a través de los Pirineos contribuye a tener un mejor conocimiento de los cambios que se suceden tanto en los ecosistemas y los usos del suelo como en el estado de las poblaciones de las aves en Europa. Ante el aumento de la temperatura en el planeta, los flujos de aves cambian.

Algunas especies adelantan sus viajes, otras los retrasan o bien los modifican. No obstante, son necesarias series de datos largas para poder establecer medidas de gestión adecuadas. En general ha sido una temporada cálida con vientos predominantes de sur durante buena parte de la temporada. Solamente se ha producido un frente de larga duración durante el mes de noviembre que ha hecho imposible la observación durante varias jornadas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de