El responsable de Medio Ambiente ha destacado que tanto esta población como las demás existentes en Andalucía evolucionan de manera favorable, como lo demuestran los censos presentados recientemente, gracias a los trabajos realizados en el marco del Proyecto Life Lince que lidera Andalucía con la cofinanciación de la Unión Europea.

Díaz Trillo también ha adelantado que, por primera vez este año, todos los ejemplares que se prevé liberar tanto en Guadalmellato como en Guarrizas provienen del programa de cría en cautividad, tras el éxito de la experiencia de años anteriores en estas áreas, donde también se trasladaban animales capturados de las poblaciones de Andújar y Doñana.

Los hermanos Hulla e Hispano, nacidos en el centro de cría de El Acebuche, junto a Hierba, nacida en La Olivilla, son los ejemplares juveniles liberados ahora mediante la técnica de suelta blanda en una finca privada colaboradora del programa Life. Estos animales pasarán un tiempo en cercados de cuatro hectáreas adaptándose a la vida en libertad para, más tarde, ser liberados completamente. Ésta ha sido la técnica utilizada hasta ahora en la liberación de ejemplares procedentes de cría en cautividad, aunque, según ha avanzado el consejero de Medio Ambiente, este año se van a realizar también sueltas duras con ellos para conocer mejor sus resultados antes de abordar las liberaciones de ejemplares en territorios de Portugal, Castilla-La Mancha y Extremadura, tal y como prevé el proyecto Life Iberlince.

Guadalmellato, donde se inició la reintroducción del lince ibérico en 2009, cuenta a partir de ahora con una población de 21 ejemplares. Entre ellos, los ocho linces que han sobrevivido de los 11 nacidos en total en la zona. Los esfuerzos de los técnicos del programa Life están dedicados actualmente a afianzar esta incipiente población con la previsión de que, el total de seis ejemplares que se liberen en 2012, mejore la proporción de sexos, que actualmente está inclinada hacia los machos, y favorezca la máxima variabilidad genética.

Los tres ejemplares de lince ibérico liberados habían seguido desde su nacimiento un programa de preadaptación, consistente fundamentalmente en comprobar y fomentar sus aptitudes de caza, de huída del ser humano y de relaciones intraespecíficas. Actualmente se están preparando también para su liberación en los centros de cría andaluces otros 13 ejemplares (cinco machos y ocho hembras) nacidos en 2011. Tres camadas son entrenadas en La Olivilla y otras tres en El Acebuche.

Mediante un sistema de videovigilancia durante las 24 horas del día se evalúan sus comportamientos y aptitudes antes de proponer para su liberación a aquellos que superen todo el proceso de aprendizaje y demuestren su capacidad para tener una vida independiente en el medio natural.

En la temporada de cría 2010/11 han sobrevivido 25 cachorros de los nacidos en cautividad, aunque una parte de ellos permanecerán en los centros para mantener la variabilidad genética y poder seguir trabajando en este programa.

Proyecto Iberlince

La Junta de Andalucía lidera el actual proyecto Life Iberlince para la reintroducción del lince ibérico. Esta iniciativa, amparada por la Unión Europea, aúna a 18 socios, entre ellos administraciones, empresas, asociaciones y organizaciones no gubernamentales, bajo el objetivo común de aumentar la población de este felino en un 66% en los próximos cinco años, lo que permitiría rebajar un peldaño el grado de amenaza de la especie según los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Entre los objetivos marcados por este tercer proyecto está restaurar la distribución histórica del lince ibérico a través de las áreas de Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Portugal, así como incrementar el número de ejemplares y de poblaciones, estableciendo nuevas áreas identificadas como apropiadas para la reintroducción.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de