Los días 16 y 17 de mayo se han celebrado en el Instituto de Estudios Portuarios de Málaga las primeras Jornadas Abiertas sobre “Las praderas de fanerógamas marinas en el litoral español: conservación, uso y gestión”, organizadas por el Centro de Cooperación del Mediterráneo de UICN, en el marco del proyecto Life+ Posidonia Andalucía.

Las jornadas han sido inauguradas por el Director General en funciones de Gestión del Medio Natural de la Junta de Andalucía, Javier Madrid, quien ha señalado “la importancia de hacer ver a la sociedad la necesidad de invertir en la conservación” de los ecosistemas de praderas marinas como una “apuesta de futuro” para la preservación de los recursos socieconómicos del litoral. Ha estado acompañado por el Director del Centro de Cooperación del Mediterráneo de UICN, Antonio Troya, quien ha destacado que uno de los objetivos de estas jornadas es “promover la importancia de las praderas marinas como prestadores de servicios económicos y ambientales”.

En el marco de este evento, ha sido presentada la publicación “Las praderas magnoliofitas marinas del Mar Mediterráneo: resiliencia y contribución a la mitigación del cambio climático” editada por la UICN. El informe señala que, aunque en el contexto global las praderas no tienen un papel significativo en la captación anual de CO2, son grandes depósitos de carbono acumulado durante miles de años, significativamente importantes desde el punto de vista del calentamiento global. “En el caso de Posidonia Oceanica, se estima que puede retener hasta un 89% del total de CO2 emitido por todos los países mediterráneos desde la Revolución Industrial”, ha destacado Miguel Ángel Mateo, uno de los coordinadores de la publicación y experto del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CSIC).

Durante la primera jornada, se han examinado los aspectos técnicos y científicos sobre el estado actual de las praderas marinas en el litoral español, así como las diversas técnicas de monitoreo, herramientas de gestión y acciones de restauración llevadas a cabo. También se han intercambiado experiencias sobre estrategias de sensibilización y concienciación desarrolladas entre las poblaciones locales costeras con presencia de praderas marinas.

La segunda jornada ha estado dedicada a exponer las diferentes acciones de gestión emprendidas por las Comunidades Autónomas, así como el marco general de la aplicación de la Directiva europea para las políticas del medio marino en el contexto español. Cabe destacar que más del 50% de Posidonia Oceanica se concentra en las costas de las Islas Baleares, seguida del 29% en la Comunidad Valenciana.

Todos los expertos y gestores han coincido en la necesidad de seguir investigando para tener una mejor información y conocimiento de las praderas marinas y desarrollar políticas de gestión que permitan la conservación y preservación de estos valiosos ecosistemas para la sociedad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de