Mediante un convenio de seguimiento del oso en el Pirineo entre el Ministerio de Medio Ambiente,  el Consejero General de Aran y el Departamento de Medio Ambiente y Vivienda de Cataluña, se ha podido efectuar la contratación de dos equipos. El primero de ellos estará en el Valle de Aran y el otro abarcará el resto de comarcas.

Los equipos de apoyo operarán a lo largo del parque natural del Alto Pirineo. Sus funciones, además de apoyar a los ganaderos, también consistirán en la búsqueda de indicios de oso mediante pelos y trampas fotográficas.

Ataque a los rebaños agrupados y vigilados

A lo largo de este año 2009, la Dirección General del Medio Natural, no ha habido ningún ataque a los rebaños de la zona por parte de los osos. Una vez finalizada la temporada de pasto a finales de septiembre, no se han producido ataques de oso pardo, pero tampoco de perros asilvestrados sobre estos rebaños agrupados.

Con la agrupación de rebaños se puede disponer una vigilancia continua y potenciar el oficio de pastor. Asimismo, los rebaños pasan las noches en buscados y, en algunos casos, también se acompañan con perros de protección.

Prevención de daños

La Dirección General tiene en estos momentos dos líneas abiertas para la prevención de los daños que pueda ocasionar el oso pardo. El primero es un programa de asistencia a los ganderos y propietarios de colmenas que se puedan ver afectados por la depredación del oso. Y el segundo es un programa de financiación para que los ganaderos y propietarios agrupen sus rebaños para poder aplicar medidas efectivas de protección.

Seguimiento del oso del Pirineo

Durante este año 2009 el Departamento de Medio Ambiente y Vivienda ha continuado haciendo el seguimiento cuidadoso del oso pardo del Pirineo. En el Valle de Aran el principal seguimiento se da siguiendo las huellas o los arañazos, las heces o las camas, el radioseguimiento de los osos, las trampas de pelos y los fotográficos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de