Polinizadores

Las abejas aportan una contribución de valor inestimable a la agricultura y son un indicador de la salud del medio ambiente, trabajando sin descanso a la vez que promueven y reflejan la diversidad biológica.

"Un mundo sin polinizadores sería un mundo sin diversidad de alimentos, y a largo plazo, sin seguridad alimentaria", aseguró hoy el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, durante una visita a Eslovenia que culminó con un evento que reunió a los apicultores de este país europeo.

Eslovenia promovió el 20 de mayo como Jornada Internacional de la Abeja, y ha obtenido el apoyo de la FAO y de 53 estados en la Conferencia Regional europea. Los próximos pasos pasan por los comités técnicos de la FAO y la Conferencia de 2017. Será un paso concreto después del acuerdo internacional sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el acuerdo sobre el clima y forma parte de las metas de la Agenda 2030, ha dicho Graziano da Silva.

Las abejas son los polinizadores más conocidos. Se trata de un grupo de especies cuyos miembros vuelan, saltan y se deslizan de flor en flor para permitir que las plantas se reproduzcan, incluyendo aquellas que suponen más de un tercio de la producción mundial de cultivos alimentarios. La ausencia de las abejas supondría eliminar gran cantidad de alimentos nutritivos de nuestras dietas, incluidas papas, cebollas, fresas, coliflor, pimiento, café, calabazas, zanahorias, manzanas, girasoles, almendras, tomates y cacao, según explicó Graziano da Silva.

La polinización como servicio ecosistémico

Fomentar la existencia comunidades sanas de polinizadores (una labor que realizan también las mariposas, escarabajos, pájaros, murciélagos, mosquitos y otros animales) implica asegurarles la diversidad de hábitats, así como apoyar las prácticas agrícolas tradicionales que los beneficien, según el responsable de la FAO. 

Mejorar la densidad y diversidad de polinizadores parece afectar directa y positivamente al rendimiento de los cultivos. Desde 2000, la FAO ha coordinado la Iniciativa internacional para la conservación y el uso sostenible de polinizadores, divulgando conocimientos, directrices y protocolos para apoyar a los países en el seguimiento de los polinizadores y comprender mejor las amenazas, necesidades de información y las carencias de datos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de