La UNESCO insiste que España tiene que conservar Doñana

Aunque existía el temor por parte de las organizaciones ecologistas de que la UNESCO pudiese rebajar las exigencias de conservación de Doñana, el comité ha considerado que éstas se deben mantener para asegurar las condiciones únicas de este parque, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994. 

El Comité, reunido en Varsovia, ha subrayado que continuar con los niveles actuales de extracción de agua del acuífero de Doñana para fines agrícolas supone una amenaza para el espacio natural.

Por su parte, el Gobierno español se ha comprometido a eliminar el dragado del río Guadalquivir del Plan Hidrológico, algo que valora WWF. El Ejecutivo español, que debía presentar a la UNESCO un informe en febrero de 2018 con el resultado de sus actuaciones de protección en Doñana, ha pedido retrasar esa documentación hasta diciembre del próximo año. Una vez recibido dicho informe, y si la UNESCO confirma que no se cumplen con los requisitos de conservación exigidos, Doñana podría ser incluido en la Lista de Patrimonio en Peligro.

Hernández valoró la decisión sobre Doñana adoptada hoy por el comité de protección de la UNESCO, ya que “supone que la organización seguirá manteniendo un ojo sobre el parque y estará atenta para que se cumplan los requisitos de protección”.

Trabajo “ímprobo” de la Junta de Andalucía

El consejero regional de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha mostrado hoy su confianza en que la UNESCO “sepa reconocer el trabajo ímprobo que desde la Junta de Andalucía y otras administraciones se está haciendo para corregir las amenazas que acechan a Doñana” “Nadie niega que las amenazas están ahí, en el entorno de Doñana”, pero ha remarcado el esfuerzo que se está realizando para corregirlas.

En este sentido, ha destacado que la Junta de Andalucía está siendo valiente y “se está enfrentando a esas amenazas con decisión” y confía en que la UNESCO lo reconozca.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de