Tras 20 años de protección de la nacra (Pinna nobilis) en el Parque Nacional Marítimo Terrestre del Archipiélago de Cabrera, queda demostrado que este molusco, protegido y endémico del Mediterráneo, responde ante medidas de protección y sus poblaciones pueden recuperarse si cesan los impactos. 

Investigadoras del Centro Oceanográfico de Baleares del Instituto Español de Oceanografía (IEO) han publicado recientemente parte de los resultados obtenidos tras tres años de investigación en el marco del proyecto “Estado de conservación del bivalvo amenazado Pinna nobilis en el Parque Nacional de Cabrera” (de acrónimo PINNA), impulsado por el Organismo Autónomo Parques Nacionales del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y dirigido por la investigadora del IEO Salud Deudero.

La nacra, Pinna nobilis (Linnaeus, 1758) es una especie endémica del Mar Mediterráneo y protegida con la categoría de “vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas por el Real Decreto 139/2011 de 4 de febrero, BOE nº 46. En el proyecto se han evaluado las poblaciones de Pinna nobilis presentes en el Parque Nacional de Cabrera ampliándose aspectos de conocimiento de su biología y ecología.

Las densidades cuantificadas en Cabrera alcanzan hasta los 37 individuos en 100 m2,siendo muy superiores a otras zonas de las Islas Baleares y otras zonas mediterráneas, indicando la importancia del mantenimiento de las poblaciones de Cabrera y actuando, posiblemente, como reservorio de pool larvario y genético para poblaciones en regresión.

Los datos en Cabrera apuntan a densidades máximas en zonas de praderas de Posidonia oceánica, destacando individuos de gran talla en profundidad, y mayores tasas de reclutamiento en cotas someras. El análisis de la estructura de tallas indica una población madura y estructurada.

Con respecto al grado de epifitismo por macroalgas invasoras (Lophocladia lallemandii y Caulerpa racemosa), se ha detectado una elevada incidencia por L. lallemandii, colonizando el 49% de las valvas de los individuos prospectados, y esta colonización es mayor a 20 metros de profundidad que a 10 metros.

El seguimiento demográfico se ha realizado en base a la instalación y visitas periódicas de parcelas permanentes mediante marcaje de individuos). Los resultados preliminares del seguimiento demográfico indican mayores tasas de supervivencia en las parcelas situadas en Cabrera con respecto a la zona control o lugar no protegido.

Las tasas de mortalidad y reclutamiento en el Parque son similares independientemente de la profundidad, siendo el crecimiento neto de la población positivo en todas las estaciones del Parque (10 m, 20 m y 30 m de profundidad).

Los resultados obtenidos ponen de manifiesto que las poblaciones de la nacra presentan un excelente estado de conservación en el Parque Nacional de Cabrera, tras más de 20 años de protección efectiva y de exclusión de impactos antrópicos. Es importante destacar que el presente estudio podría servir como base a la hora de establecer estándares dentro de los seguimientos de Pinna nobilis en LICs-ZEC marinos Mediterráneos incluidos en la Red Natura 2000. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de