La directora general de Medio Natural de la Generalitat, Núria Buenaventura, considera que hay que destinar más recursos para crear una Brigada del Oso de agentes rurales dedicada al seguimiento y la protección del oso pardo, como se hizo al inicio de su programa de reintroducción en los Pirineos. Por su parte, el síndic d´Aran afirma que el oso pardo “no se merece” el programa Life de reintroducción en el Pirineo y por ello, el Conselh Generau d´Aran pedirá su paralización a la Generalitat, el Ministerio de Medio Ambiente y al Gobierno francés.

El conseller de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, ha asegurado a Efe que no hay novedades sobre el incidente ocurrido el pasado día 23 de octubre cuando la osa Hvala atacó a un cazador en la Val d´Aran.

Baltasar ha delegado la respuesta a las preguntas al respecto en la directora general del Medio Natural, Núria Buenaventura, que le ha acompañado en la comparecencia. Núria Buenaventura ha señalado la importancia de la inminente reunión entre las administraciones implicadas en el programa de reintroducción del oso, de la que confía que salga la decisión de destinar los recursos necesarios para crear “una Brigada del Oso, como la que hay en Cantabria y que esta dando muy buenos resultados”.

La directora general de Medio Natural se ha manifestado a favor de colocar radiotransmisores a los osos, como los que llevaban los primeros ejemplares reintroducidos en los Pirineos, para poder tenerlos localizados, pero ha reconocido las dificultades y el alto coste que comportaría capturar a los osos, “especialmente, a los que vayan naciendo”, para colocárselos.

Respecto a la pretensión del gobierno del Aran de que sean retirados de la Val d´Aran los plantígrados porque son peligrosos para la población, Buenaventura ha señalado que “no se puede poner fronteras a los osos”. La directora general ha recordado que el programa Life de reintroducción del oso pardo en el Pirineo “fue un acuerdo de los Gobiernos de Francia y España” y que en el caso del gobierno de Aran, en el territorio de su competencia, como en el de la Generalitat, en el resto de Catalunya, lo que se tiene son “competencias de preservación”.

Sobre la captura de la osa Hvala, Buenaventura ha reconocido que las nevadas de los últimos días la hacen difícil y que podría haber cruzado la frontera e incluso haber iniciando el letargo invernal.

El síndic d´Aran afirma que el oso pardo “no se merece” la reintroducción en el Pirineo Por su parte, el síndic d´Aran, Francesc Boya (UA, vinculado al PSC), opinó hoy que el oso pardo “no se merece” el programa Life de reintroducción en el Pirineo. Por ello, el Conselh Generau d´Aran pedirá su paralización a la Generalitat, el Ministerio de Medio Ambiente y al Gobierno francés, aunque da por hecho que el conseller de Medio Ambiente de la Generalitat, Francesc Baltasar, no le apoyará.

En una entrevista en el canal 3/24, Boya dijo que la Administración tiene que “conducir esta situación para que no acabe en tragedia, si puede ser, colocando equipos de seguimiento” a los animales y “todo lo que haga falta para que la población esté segura y los osos, en el marco de lo posible, controlados”.

CDA, en contra del oso

El secretario general de Convergència Democràtica Aranesa (CDA), Carlos Barrera, aseguró en la reunión del Ayuntamiento de Vielha que CDA ha mantenido siempre su postura en contra de la reintroducción del oso, pese a la justificación del gobierno francés que aseguraba, en el año 1995 ante Bruselas, que “el oso esloveno no representa ningún peligro para las personas”.

Según Barrera, “el programa Life, encargado de la reintroducción del oso esloveno en los Pirineos, está totalmente en contra de los intereses del territorio aranés y, además, pone en peligro la seguridad de las personas, tal y como se demostró la semana pasada”.

Recordó a los colectivos de ganaderos, senderistas y otros sectores relacionados en Francia, Val d´Aran y Aragón, que protagonizaron las primeras protestas en el año 1996 con la primera reintroducción del oso, y que aún hoy “alimentan el movimiento en contra de la reintroducción del plantígrado en el Pirineo”.

Asimismo, el secretario general de CDA argumentó que las grandes diferencias existentes entre el oso pardo de Cantabria y el oso esloveno de los Pirineos, “reside en el crecimiento de la población de la Val d´Aran y su turismo, y en las mismas características del oso esloveno, las cuales no coinciden con las pautas de comportamiento argumentadas por la Generalitat”.

Por este motivo, afirmó que “se está faltando al respeto a la figura del cazador por parte de los medios; desde la reintroducción del primer oso, los cazadores de Aran han tenido un comportamiento ejemplar colaborando con los guardas del Conselh Generau en todo avistamiento del oso en las montañas de Aran”.

Carlos Barrera declaró que “el programa Life está atentando contra la tradición y la cultura del país, que está a favor de disfrutar del entorno natural, y que no contó, desde un principio, con el apoyo de ningún sector de la sociedad aranesa”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de