El proyecto realizado en la Comunidad de Madrid busca  la implicación de los agricultores de los terrenos en el que se desarrolla, proporcionando un etiquetado especial ligado a la conservación del medio ambiente que agregue valor a sus productos. Además, en los terrenos se liberan de forma periódica nuevos mochuelos recuperados por Brinzal.

En el año 2014 se ha continuado el trabajo que se realiza con “Un mochuelo en cada olivo” desde el año 2012 en 1.347 hectáreas de la Vega del Tajuña con 261 agricultores adheridos al proyecto y 73 mochuelos liberados. También se han construido 44 majanos (acumulaciones de piedras de los campos de cultivo que sirven tanto de nido como de cazadero para los mochuelos) y 44 cajas-nido instaladas como lugares de nidificación.

En este año continúa la labor para implicar a los agricultores en el proyecto, resaltando la posibilidad de beneficio que ofrece, no solo con el etiquetado, sino con una disminución de los costes de gestión y un aumento de rentabilidad al fomentar otras actividades relacionadas con el medio ambiente. Los agricultores reciben también orientación y asesoramiento en materia de agricultura orgánica y producción ecológica.

Recuperación de rapaces nocturnas

Brinzal, que colabora con la Comunidad en la recuperación de aves, tiene un Centro de Recuperación de Rapaces Nocturnas, el único especializado en este tipo de aves en España, y en el que desde 1989 ha tratado a más de 17.200 animales, la mayoría búhos reales, cárabo, lechuza común, búho chico, búho campestre, mochuelo europeo y autillo europeo, las más comunes en Madrid, además de chotacabras. Su porcentaje de éxito en la recuperación de estas aves ronda el 70%.

La Comunidad de Madrid colabora con esta entidad en otros dos proyectos, uno referido a la identificación de un parásito que ataca a los autillos europeos impidiéndoles comer, y en la cría en cautividad de la lechuza común.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio cuenta con el Hospital del Fauna del Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS Viñuelas), referente nacional en la atención y recuperación de animales silvestres, en el que solo en 2013 ingresaron 2.696 animales, el 75% de ellas aves y de ellas un 10% de rapaces. Cerca del 60% del total de animales que ingresan en el centro se devuelven a su medio natural una vez son recuperados.