La Fundación Oso Pardo Cantábrico recibirá una subvención de la Junta de Castilla y León por valor de 376.558 euros para el desarrollo de actividades en favor de la conservación de la especie en el territorio de la Comunidad Autónoma.

En concreto, la subvención concedida hoy permitirá el mantenimiento de tres patrullas que colaborarán con la Consejería de Medio Ambiente en el seguimiento de la población osera y en el control de actividades perjudiciales para la especie y permitirá formar e informar a los visitantes de las zonas oseras.

En segundo lugar, favorecerá la formación de agentes y celadores medioambientales y otro personal de la Consejería de Medio Ambiente con funciones relacionadas con la conservación del oso pardo, mediante la realización de cursos sobre ecología y etología, identificación de rastros, evaluación y control de daños, y seguridad en zonas oseras.

La subvención también permitirá la realización de actividades de sensibilización de colectivos sociales en zonas oseras y facilitará la realización de campañas de sensibilización de la población escolar de las zonas oseras, a través de los programas de educación ambiental denominados “Círculos de amigos del país de los osos” (CAPO) y “Cuentacuentos en el país de los osos”. Éstos incluyen la realización de actividades didácticas, tanto en los centros como en el campo, que se extenderán a la población escolar de Castilla y León, con especial atención a los escolares de las zonas oseras.

En quinto lugar, la ayuda contribuirá a mantener los sistemas de protección de colmenares y la instalación de pastores eléctricos de protección, además de la colaboración con agentes u celadores de medio ambiente en el empleo de los sistemas de protección de las colmenares para prevenir posibles daños del oso en ellas.

Finalmente, y en sexto lugar, la subvención permitirá la elaboración de estudios e informes relacionados con la eco-etología y el hábitat de la especie, en función de las necesidades que se detecten durante el seguimiento de las poblaciones oseras.

Según recordó el consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, desde la puesta en funcionamiento del Plan de Recuperación de esta especie en la Comunidad, en 1991, la Consejería de Medio Ambiente ha invertido un total de 4,2 millones de euros en programas de conservación.

La Fundación Oso Pardo (FOP), constituida en 1992, es una organización no gubernamental, creada con el objetivo de contribuir al estudio y conservación del oso pardo, de su hábitat y del entorno natural y cultural en el que se desenvuelve esta especie amenazada.

El oso pardo cantábrico está clasificado como “especie en peligro de extinción” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas (Real Decreto 439/1990, de 30 de marzo), por lo que ese mismo año se aprobó el Plan de Recuperación del Oso Pardo en Castilla y León, que constituye el marco jurídico de protección de dicha especie en la región.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de