Desde esta semana y hasta el 30 de septiembre, el Centro de Cría del Quebrantahuesos, ubicado en el corazón del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, vuelve a abrir sus puertas al público en el marco del programa anual de visitas guiadas incluidas en el proyecto europeo LIFE "Acciones para la Reintroducción del Quebrantahuesos en Andalucía" (2004- 2009). El periodo de visitas coincide con el fin del periodo de cría y tiene por objetivo favorecer un mejor conocimiento de la especie por parte de la población.

Los visitantes del Centro de Cría del Quebrantahuesos podrán conocer de primera mano la labor desarrollada en materia de reproducción y cría en cautividad para la recuperación de esta emblemática especie en Andalucía y observar algunos de los 18 ejemplares reproductores con los que cuenta actualmente el programa. El año pasado más de 600 personas participaron en el programa de visitas guiadas.

El Centro de Cría en Cautividad del Quebrantahuesos, que alberga 10 hembras, 8 machos y un pollo aún no sexado, utiliza una metodología de trabajo basada en técnicas de cría natural, es decir, técnicas poco intervencionistas en las que la fecundación es natural y la incubación y el desarrollo de los pollos corre la mayor parte del tiempo a cargo de los padres.

Hasta la fecha han nacido 15 pollos de quebrantahuesos en el centro, el primero, en 2002 y el último, el pasado 26 de marzo. Generalmente, los pollos permanecen en el centro de cría hasta los tres meses de edad, momento en el que son liberados o trasladados a otras áreas europeas de reintroducción, al objeto de garantizar una suficiente variabilidad genética y, por tanto, la viabilidad de las nuevas poblaciones de quebrantahuesos.

El Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) es un ave rapaz carroñera de casi tres metros de envergadura y hasta seis kilos de peso, que se encuentra en peligro de extinción. En 1996, una década después de la desaparición del último quebrantahuesos andaluz, la Junta de Andalucía puso en marcha este ambicioso proyecto de cría en cautividad dentro de su Programa de Reintroducción. El principal objetivo era comenzar a formar un stock genético que asegurase la supervivencia de la especie y la suelta de un número mínimo de ejemplares cada año.

El Centro de Cría del Quebrantahuesos pertenece al Programa Europeo de Conservación de Especies Amenazadas (EEP) y a la Red Internacional de Centros de Cría del Quebrantahuesos gestionado por la "Foundation for the Conservation of the Bearded Vulture", FCBV, una entidad internacional que tutela legalmente los ejemplares incluidos en esta red.

Gracias a un convenio firmando en 2001 entre la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, la FCBV y la Fundación Gypaetus, ésta se convirtió en la receptora de todos los quebrantahuesos cedidos por la FCBV en territorio español y en la titular tanto de estas aves, como de los nuevos ejemplares nacidos de ellas.

La Fundación Gypaetus es una entidad privada sin ánimo de lucro dedicada a la conservación del patrimonio natural y el paisaje de Andalucía. Además de ser la titular de las aves y de gestionar el centro de cría, la Fundación Gypaetus, desde el año 2004, la Fundación Gypaetus trabaja para asegurar la viabilidad de la población reintroducida en Andalucía a través del proyecto europeo LIFE-Naturaleza "Acciones para la Reintroducción del Quebrantahuesos en Andalucía" 2004-2009 que, con un presupuesto de 1,6 millones de euros , compre, entre otras acciones, la realización de estudios de viabilidad y la localización de los lugares idóneos para la suelta y seguimiento de las aves, así como la identificación y control de amenazas (destrucción de su hábitat, uso de cebos envenenados, tendidos eléctricos…).

Asimismo, la Fundación Gypaetus también participa activamente de las labores cría campestre y seguimiento de los jóvenes quebrantahuesos liberados hasta el momento en Andalucía y realiza una importante labor de divulgación y sensibilización para implicar a la población en la protección y conservación del quebrantahuesos como parte de nuestro rico patrimonio natural.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de