En Asturias, donde la población de osos alcanza los 130 ejemplares, se realizan anualmente unas mil batidas de jabalí, según afirma el Fondo para la protección de los animales salvajes (FAPAS), sin que ello haya generado a lo largo de los últimos años ningún incidente entre cazadores y osos.

Oso pardo
Un oso pardo asturiano. Fuente: Fapas

En la región española donde habita la mayor población de oso pardo, las asociaciones cinegéticas que gestionan territorios de caza donde habita el oso se han convertido junto con las organizaciones de conservación de la naturaleza, en los más firmes defensores de la conservación de esta especie.

Desde hace años, el FAPAS, mantiene convenios de colaboración con distintas asociaciones que gestionan cotos regionales de caza donde le oso pardo es un habitante más del territorio.

A lo largo de la última década y pese a las miles de batidas de caza que se realizan en los territorios oseros, nos e conoce ninguna incidencia que haya motivado un accidente entre cazadores y el animal salvaje que habita las montañas cantábricas.- Sin embargo, son decenas los sucesos que se han producido entre cazadores y ejemplares de jabalís heridos en el transcurso de las actividades cinegéticas.

Más dramáticos son los accidentes de caza en los que cazadores hieren o dan muerte a otros cazadores, sucesos que en España pueden llegar a la muerte de no menos de veinte cazadores por año, siendo esta sin duda la situación de mayor riesgo que se produce en las batidas de caza mayor en las montañas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de