El texto, remitido por SEO/BirdLife, y que cuenta con el apoyo de numerosas entidades ambientales, informa de manera clara a los 135 miembros del Parlament, sobre la imposibilidad de que las administraciones autoricen la captura de aves fringílidas para enjaular e incluye informes oficiales, emitidos en 2010, de los propios técnicos de caza de la Generalitat y de la Secretaria General Técnica del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, que se pronuncian en este sentido. También se incluyen dos sentencias del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, que ratifican la ilegalidad de este tipo de autorizaciones.

El citado Decreto Ley fue publicado el pasado 21 de noviembre en el Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya el Decreto Ley por el que la Generalitat pretende modificar la Ley de protección de los animales y en el que se establece un régimen de captura en vivo y posesión de pájaros fringílidos (pinzón, verderón, jilguero y pardillo) para la cría en cautividad durante el año 2011. La Generalitat aprobó por ley este Decreto, sin que hubiera opción a la participación pública, con el fin de evitar posibles alegaciones o recursos en los tribunales por parte de las ONG, ya que son normas contrarias al medio ambiente.

En este sentido, la propia Generalitat hizo una consulta a la Comisión Europea, que fue contestada el 20 de julio de 2008, en el que le especificaba que habiendo la posibilidad de obtener aves provenientes de la cría en cautividad no había posibilidad de autorizar la captura de más ejemplares silvestres.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de