Los mayores expertos mundiales en ballenas, reunidos esta semana en San Diego (EEUU) en el comité científico de la Comisión Ballenera Internacional, deben defender el acuerdo internacional que supuso el fin de la caza de ballenas por parte de Japón. Es responsabilidad del grupo asegurar que la caza comercial ilegal de ballenas no vuelve a producirse bajo el pretexto de la ciencia.

El Comité Científico de la CBI debe rechazar la nueva propuesta de caza de ballenas de Japón”, ha declarado Aimee Leslie, responsable de cetáceos y tortugas en WWF Internacional que participa en la reunión del comité. “La Corte Internacional de Justicia determinó que el programa ballenero de Japón no es ciencia, y el panel de expertos que ha analizado la nueva propuesta ha llegado de nuevo a esta conclusión. Por ello, el Comité Científico no debe tratarlo como tal”.

La caza comercial de ballenas está prohibida desde 1986, pero Japón ha matado más de 10.000 ballenas impunemente desde entonces, simplemente otorgando permisos científicos a su propia flota. Estos permisos se conceden en virtud de una disposición anticuada dentro del Convenio Internacional para la Regulación de la Caza de Ballenas, aprobado hace 70 años. La carne de las ballenas se vende después como alimento, esquivando así la moratoria en la caza comercial.

El año pasado, la Corte Internacional de Justicia determinó que la caza de ballenas de Japón no tenía nada que ver con la ciencia, y por tanto, era ilegal. En respuesta a ello, los gobiernos miembros de la CBI decidieron imponer controles más estrictos sobre cualquier tipo de caza de ballenas futuras que se produzca bajo el pretexto de una supuesta investigación científica.

La mayoría de países miembros aprobaron la resolución, pero Japón votó en contra y desde entonces ha presentado un nuevo plan “de investigación” que incluye la muerte de 333 rorcuales aliblancos cada año durante los próximos 12 años.

Por encargo del Comité Científico de la CBI, un panel de expertos determinó que la propuesta de Japón no demostraba la necesidad de llevar a cabo investigación letal. El Comité tomará esta semana una decisión sobre la credibilidad científica de la caza japonesa, aunque la decisión será confidencial hasta mediados de junio.

“No hay ninguna razón para matar ballenas hoy en nombre de la ciencia. Nosotros lo sabemos, el mundo lo sabe, e incluso la Corte Internacional de Justicia ha reconocido que el programa de Japón no era ciencia. Esperamos que el Comité Científico haga lo correcto, y determine que de ningún modo Japón puede seguir cazando ballenas llamándolo ciencia”, ha concluido Leslie.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de