Esta mañana en el supermercado Alcampo situado en Vallecas, un grupo de activistas de Greenpeace han descolgado en la fachada una figura con forma de raspa. Con esto, pretenden denunciar la falta de claridad en la política de compra del grupo AUCHAN (al que también pertencen los supermercados Sabeco) Dado que no se preocupa por el estado de los océanos ni de garantizar la sostenibilidad.

Greenpeace había solocitado en 2008 información sobre la política de compra pero a fecha de hoy aún no habían recibido respuesta. Según la información de la que dispone, conseguida a través de la página web del supermercado y por los datos recogidos por el voluntariado de la organización, Alcampo, entre otros aspectos, vende 13 de las 15 especies presentes en la Lista Roja de Greenpeace de Especies Pesqueras para España. También destaca el hecho de que en gran parte del pescado que vende el etiquetado es muy deficiente.

El problema de la sobrepesca y el estado de los océanos es cosa de todos pero los supermercados deberían de preocuparse aún más del estado de los caladeros para las futuras generaciones.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de