Ayer, el Ministerio del Ambiente (MAE) participó en la presentación del programa especial de Desarrollo Sostenible de la Reserva de Biosfera Yasuní, que se ejecuta a través de la contribución del Gobierno Alemán, mediante la Cooperación Técnica (GIZ) y la Cooperación Financiera (KWF). Este programa tienen como objetivo principal la conservación, integralidad ecológica y cultural, y el desarrollo sostenible del área protegida, promoviendo la participación de los actores locales, organizaciones indígenas y mestizas. El monto de inversión de los convenios macro es de USD 34,5 millones.

Al evento de socialización que se desarrolló en el hotel Auca ubicado en la provincia de Francisco de Orellana, asistieron Ramiro Herrera, Gobernador de Orellana; Anita Rivas, Alcaldesa de Francisco de Orellana; Sergio Chacón, prefecto del Napo; Alexander Olbrich, embajador de Alemania y Barbara Hess, Directora Residente de GIZ en Ecuador.

“Los proyectos, que hoy van a ser presentados contribuyen verdaderamente a la transformación económica y productiva del Ecuador”, aseguró Christian Terán, Subsecretario de Patrimonio Natural del MAE, quien en representación de la Ministra del Ambiente, Lorena Tapia, mencionó que esta cooperación se ha alineado de una manera efectiva y eficaz a las políticas públicas nacionales, sobre todo, en favor del Parque Nacional Yasuní, el área protegida mejor monitoreada del país.

La cooperación ecuatoriano-alemana busca, además, fortalecer el desempeño en los procesos de gestión y presentación de servicios del Parque Nacional Yasuní. Entre sus líneas de trabajo están el mantenimiento de la biodiversidad y los recursos naturales renovables, ampliación de capacidades locales, fomento de la producción agroforestal sostenible, comunicación y gestión del conocimiento, y zonificación territorial con enfoque en cambio climático.

“Nosotros prestamos servicios de asesoría, capacitación, transferencia de tecnologías, de apoyo a la ejecución de proyectos, aportamos además a la conservación de áreas, producción agroforestal sostenible, soberanía alimentaria, panificación territorial y ampliación de las actividades locales”, explicó Hess, directora residente de la GIZ en Ecuador.

Por su parte, el Embajador Alemán afirmó que con este programa especial dedicado a la Reserva de Biosfera de Yasuní se va a fomentar la gestión integral del Parque Yasuní y la construcción de un sistema nacional de monitoreo de bosques.

Las capacitaciones, también, serán ejes estratégicos del proyecto, pues proporcionarán a los funcionarios del parque y entidades involucradas en el proceso de desarrollo del Yasuní un incremento en sus conocimientos, habilidades y destrezas sobre las áreas gerenciales y técnicas.

La gestión en el Yasuní se basará, especialmente, en el mejoramiento del sistema de control y vigilancia; uso de energías alternativas para el parque y comunidades cercanas; clasificación de la delimitación física y señalización, así como la terminación del plan de manejo.

Finalmente, Terán agradeció en nombre de la Máxima Autoridad Ambiental, la Ministra Lorena Tapia, a todos los miembros de los proyectos de la Cooperación Técnica y Financiera del Gobierno Alemán, quienes son aliados claves dentro del desarrollo y la estrategia de conservación innovadora que tiene el Ministerio del Ambiente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de