Por Eva San Martín

Furaco y Tola se aparean en el cercado de Santo Adriano, mientras Paca no se inmuta. Furaco, Tola y Paca son tres osos, en los que la Fundación Oso de Cantabria han concentrado su programa de reproducción de la emblemática especie. Por eso, lejos de supuestos amarillismos, la actuación de los animales es una buena noticia para el equipo científico de Santo Adriano.

La actividad de este trío no cesa. “Están permanentemente de cortejo, pululan uno cerca del otro, dan un paseo y así están durante todo el día.  Es, en definitiva, un cortejo clásico”, declara Carlos Zapico, director de la Fundación Oso.

 “Tras el apareamiento, ambos permanecieron tumbados junto a un árbol porque Furaco necesita descansar para recargar energías”, describe el responsable del programa de reproducción.

El encuentro ocurrió sobre las 16.00. El horario de estos arrumacos sexuales también tiene desconcentrados a los científicos de la Fundación, que esperaban “una mayor actividad sexual a primera y última horas del día”.

Cortejo

Furaco comenzó a rondar a Tola ya este pasado domingo. Pero no fue hasta un día después cuando ella aceptó la monta. “En total se produjeron dos coitos casi seguidos, de cuatro y seis minutos, respectivamente».Este segundo encuentro aumentaría las posibilidades de que Tola se quede preñada.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de