El director general de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha visitado el conocido como Cerro del Castillo y ha detallado el  balance de la actuación regional en la zona para devolverla a su estado natural. 

"Con la reciente finalización, el pasado mes de diciembre, de estos trabajos de repoblación, la Comunidad da inicio al Año Internacional de los Bosques que ha declarado la Asamblea General de las Naciones Unidas" ha explicado manifestó Ramos. El de Collado Mediano ha sido uno de los mayores incendios de los últimos años en la región, en el que ardieron 36 hectáreas, 12 de ellas de superficie arbolada.

Los trabajos de extinción de un fuego que obligó a activar el Nivel 2 del Plan Infoma se prolongaron durante 35 horas y fue necesario el desplazamiento de 10 helicópteros y 40 dotaciones de bomberos entre bombas, nodriza y puesto de mando avanzado. En las labores de extinción participaron más de 200 personas y cerca de  2.000 tuvieron que ser evacuadas de las urbanizaciones colindantes.

Tras el incendio, el Gobierno regional ha actuado sobre esas 12 hectáreas arboladas que se quemaron, en las que ha plantado 5.000 árboles, más del doble de los que ardieron en el incendio. Este monte de utilidad pública cuenta con 108 has y está ubicado dentro del ámbito geográfico del Plan de Ordenación de Recursos Naturales -PORN- de la Sierra de Guadarrama.

Labores de limpieza

Las actuaciones realizadas para lograr la restauración de la zona quemada han consistido, primero, en apear y extraer los cerca de 2.200 árboles dañados por el fuego y la eliminación y limpieza de los  restos vegetales del monte antes de que se produjeran las primeras lluvias de otoño. En total, se extrajeron 600 metros cúbicos de madera quemada y dañada.

Antes de proceder a la reforestación artificial de la zona, se comprobó y cuantificó la existencia de regeneración natural y finalmente, este pasado otoño, se plantaron los 5.000 nuevos árboles en la zona no regenerada naturalmente, con especies adecuadas al suelo y al clima de este monte, como el pino silvestre, encina, enebro y rebollo. Durante los próximos dos años se desarrollarán labores de mantenimiento de las plantas introducidas mediante desbroces de matorral invasor.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de