El Anillo Verde de Santander une ciudad y naturaleza

La iniciativa será financiada a través de los proyectos Life de la Unión Europea, que decidió otorgar a la Fundación Naturaleza y Hombre (FNyH), experta en la gestión y restauración del hábitat ibérico, una cuantía de 2,5 millones de euros, que serán ejecutados hasta el año 2019.

De esta manera, serán rehabilitados y puestos en valor terrenos próximos a la Bahía de Santander que, por efecto del progreso urbano y de la industrialización, se han ido degradando con el tiempo.

Anillo verde de Santander

El área de actuación del Anillo Verde comprende una gran variedad de ecosistemas, tales como humedales litorales y de interior, acantilados y fondos marinos, dunas, bosques de ribera o bosques de encinar cantábrico.

Se trata de un enclave de alto valor ecológico que ocupa 2.361 hectáreas, con un perímetro de 90 kilómetros, considerado como Área Importante para la Conservación de las Aves.

En un principio, el plan de actuación abarcará 14 zonas de unas 800 hectáreas, entre las que figuran las Marismas de Alday, los Pozos de Valcaba o el Pozón de la Dolores, aunque “el objetivo será el de abarcar aún más territorio y llegar al millar de hectáreas”, avanzó Urchaga.

Como los terrenos no pertenecen a la Fundación, están firmando acuerdos con los propietarios (públicos o privados), que posibilitan que el terreno sea rehabilitado y gestionado mediante este proyecto Life a lo largo de las próximas dos décadas.