Estudios de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Valencia demuestran que el 60 por ciento aproximadamente de las especies arvenses, vulgarmente denominadas malas hierbas, son aprovechables, principalmente en alimentación. Además, sus extractos se pueden utilizar como sustitutivos de herbicidas sintéticos y en muchos casos como medicinas naturales. El estudio, realizado por el Grupo de Recursos Naturales y Ecología Vegetal de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos también orienta sobre las posibilidades de cultivo de dichas plantas como recurso económico complementario o alternativo.

Según el catedrático de Botánica y coordinador del trabajo, Herminio Boira, "muchas de las malas hierbas que aparecen en cultivos como la vid y los naranjos podrían aprovecharse, sobre todo en alimentación, y muchas otras en aplicaciones incluso industriales". Boira pone como ejemplo malas hierbas como la verdolaga (Portulaca oleracea L.) o las fumarias (Fumaria sp.), también conocidas como zapatitos, julivert bord y que se pueden consumir hervidas o en ensalada. En este sentido, el profesor Boira destaca el alto nivel que la verdolaga tiene en ácidos grasos Omega 3 y que "algunos estudios ligan al tratamiento de ciertas cardiopatías". Además, señala Boira "la verdolaga es una alternativa de cultivo en zonas de bioclima árido o subárido, donde sobrevive y se mantiene, por lo que es una opción alternativa agrícola. En Francia su consumo está bastante generalizado".

Con aplicación un uso medicinal, los investigadores de la Escuela de Agrónomos apuntan al uso, entre otras, de leguminosas como la alhova (Trigonella foenum-graecum L.) y el meliloto (Melilotus officinalis (L.) Pallas que además de alimento, tienen propiedades como estimulante neuromuscular, antiinflamatorias y afrodisíacas entre otras. También son malas hierbas los bledos (Amaranthus sp., Chenopodium sp. ), ricos en proteínas o la propia achicoria que se utiliza en infusiones. Para el conocimiento de la potencialidad agronómica de la flora arvense, el departamento que coordina el profesor Boira utiliza el inventario anual que realiza el Instituto Agroforestal Mediterráneo.

En este documento aparecen todas las plantas que se pueden desarrollar en el entorno valenciano. Es tarea del departamento universitario conocer los usos que se dan a esas hierbas. En este sentido el profesor Boira reconoce "que nosotros, en muchas ocasiones no descubrimos el uso de la mala hierba, sino que informamos de los usos que se dan a esas plantas en otros lugares del planeta y que aquí son desconocidos". Es el caso de los bledos, las semillas de quinoa (Chenopodium quinoa Willd.) son ampliamente consumidas en Mesoamérica y países andinos por su alta riqueza en proteínas; Amaranthus hybridus L., se consume frecuentemente como verdura hervida en Argentina.

También se produce en algunas ocasiones, la pérdida de ciertos usos que se daban a determinadas plantas, como es el caso del Amaranthus blitum L., frecuente como arvense en nuestros cultivos, que durante los siglos XVI y XVII se cultivaba y se consumía en Europa en forma de ensalada o como hierba medicinal. En otros casos, el profesor Boira destaca "la multitud de aprovechamientos de una sola planta, debido tanto a sus "principios inmediatos como a sus metabolitos secundarios". "Es el caso del cardo de Canadá Cirsium arvense donde el corazón de la raíz se puede consumir como verdura o condimento y las hojas como infusion; o la sustitución de una planta por otra, como el diente de león (Taraxacum officinale Weber) cuyas raíces se utilizan como sucedáneo del café".

Excelentes pastos:

Otra de las conclusiones del estudio apunta al uso de determinadas especies como pastos con similares propiedades que la alfalfa. En este sentido, el profesor Boira destaca el mirambel (Bassia scoparia (L.) Voss. que posee un porcentaje similar a la alfalfa de proteínas, el A. retroflexus y las ambrosías (Ambrosia sp.) que pueden sustituir a la alfalfa en la alimentación del ganado.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de