Existen más de 10.000 especies de aves diferentes descritas por la ciencia y, aunque se trata de un grupo bastante estudiado, aún siguen encontrándose algunas nuevas. La última de ellas ha ¨aparecido¨ en un sitio a priori tan poco propicio como una poblada ciudad asiática, Phnom Penh, la capital de Camboya, que tiene un millón y medio de habitantes.

Ha sido allí donde un equipo de científicos de la Wildlife Conservation Society y deBirdLife International (representada en España por SEO/BirdLife) han descubierto y descrito para la ciencia una nueva especie de ave de llamativo plumaje y sonoro canto, el cambodian tailorbird o pájaro sastre camboyano. La especie ha sido detectada en diversas localizaciones del centro de la ciudad y las afueras, incluyendo una obra en construcción, según informa BirdLife International.

La especie ha sido descrita con el nombre científico Orthotomus chaktomuk en la revista Forktail, editada por el Oriental Bird Club¨s, una entidad británica dedicada al estudio y la difusión del conocimiento ornitológico de las aves de Asia. El artículo puede consultarse en este enlace.

El ave, del tamaño de un reyezuelo y plumaje gris, tiene un capirote anaranjado y pecho negro. Habita en zonas cubiertas por matorral denso y húmedo, que ocupa las zonas bajas de Phnom Penh y otras áreas sometidas a inundación de las cercanías de la ciudad. Su nombre específico, chaktomuk es un homenaje a una palabra jemer que significa “cuatro caras”. Se debe a que el ave fue inicialmente avistada en un área de la ciudad camboyana donde convergen varios ríos.

Escondida en los matorrales

Dentro de la urbe apenas quedan retazos del matorral denso donde habita Orthotomus chaktomuk, pero sí hay amplias zonas en los alrededores, donde la nueva especie también prospera.

El equipo que ha descrito la nueva especie advierte que su hábitat está en declive por la expansión agrícola y urbana. Debido a ésto y al temor de que estas presiones puedan reducir aún más el espacio propicio para la especie, los autores aseguran que propondrán a la IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), que incluyan en la Lista Roja a Orthotomus chaktomuk.

Es precisamente ese tipo de habitat, difícilmente penetrable, el que ha mantenido oculto a Orthotomus chaktomuk durante tanto tiempo. El autor principal del estudio publicado en Forktail, es Simon Mahood, de la Wildlife Conservation Society (WCS), una entidad de conservación de la naturaleza fundada en 1895 en Estados Unidos. Mahood empezó a investigar las nueva especie cuando su compañero en WCS, Ashish John, fotografió en unas obras de Phnom Penh un ejemplar de pájaro sastre que inicialmente identificó como perteneciente a una conocida variedad de la costa. El análisis posterior de la foto mostró que, en realidad, tenía notables diferencias respecto a la especie conocida. De modo que los ornitólogos iniciaron las pesquisas para localizar nuevos ejemplares de la extraña ave.

Uno de los autores de la descripción de la nueva especie es Jonathan C. Eames responsable de BirdLife International en Indochina, quien lleva desde finales de los años 80 trabajando en el extremo de Asia para la organización. BirdLife International es la mayor coalición de organizaciones de conservación de la naturaleza del mundo y a ella está adscrita SEO/BirdLife. Forman parte de BirdLife International asociaciones de 121 países, que aglutinan a 13 millones de socios y simpatizantes. “Muchas de las especies nuevas descubiertas en los últimos tiempos están amenazadas de extinción o en un estado vulnerable de conservación. Esto pone de manifiesto la crisis que sufre la biodiversidad en todo el planeta”, afirma Eames.

Para Juan Carlos Atienza, coordinador de Conservación de SEO/BirdLife, el hallazgo de esta nueva especie es “una muestra de lo mucho que aún falta por conocer” sobre la biodiversidad. “Hace falta investigar más y seguir apostando por la conservación de espacios que albergan una biodiversidad que ni siquiera hemos llegado a conocer y entender del todo”.

“Es extraordinario descubrir en estos tiempos actuales y dentro de una ciudad una especie de ave no descrita hasta ahora, y mucho más si además resulta que esa especie estaba a menos de 30 minutos de mi propia casa”, considera por su parte Simon Mahood. “El hallazgo indica que tiene que haber todavía especies por descubrir, incluso en los sitios más familiares e inesperados”, añade el técnico de WCS.

En las últimas dos décadas ha habido un marcado aumento en el número de nuevas especies encontradas en Indochina, sobre todo debido a la exploración de áreas remotas. Algunas de las nuevas especies descritas han aparecido en regiones montañosas y lejanas de Vietnam, Laos y la cuenca del Mekong.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de