El águila, de tres años de edad, nació en Mecklenburg, dentro del Parque nacional de Müritz. Desde 1996, año en que, junto con sus hermanos, fue anillada, no se sabía nada acerca del paradero de esta especie. Sin embargo, este invierno el águila fue localizado en la desembocadura del río Nalón.

En el mes de Enero miembros del Fapas, a través de la anilla de color que llevaba el águila en su pata, pudieron localizar al Profesor Drietrich Roepke, un especialista en el control de águilas pescadoras en Alemania encargado de colocar la anilla al animal.

Importancia biológica de la costa asturiana

Roepke ha asegurado a los técnicos del Fapas que, muy posiblemente, cuando el águila se marche de Asturias, volará hacia algún país del norte de Europa como Polonia o alguna otra zona del Este Europeo, donde buscará una pareja con la que reproducirse.

Cuando pase la época de reproducción, el águila pescadora volverá a la ría del Nalón hacia el mes de Septiembre. Asturias ya posee dos águilas pescadoras que pasan el invierno en dos áreas de gran importancia natural, la Ría de Villaviciosa y la Ría del Nalón. 

La presencia de estos ejemplares, aseguran los expertos, es un “claro indicativo de que estos estuarios de la costa asturiana poseen una excepcional importancia biológica”. Este hecho es clave para que, en un futuro, quizás esta especie pueda llegar a reproducirse, “produciéndose así una nueva recuperación del patrimonio natural asturiano”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de