Las dos aves han sido marcadas con un transmisor vía satélite para seguir sus movimientos, que han puesto al alcance de cualquier persona en su página web. En esta página se muestra un mapa con el lugar donde está localizado cada ejemplar, además de información sobre el lugar en el que se encuentran.

Seguimiento continuado

WWF lleva diez años siguiendo a estas aves, siendo una de las más amenazadas del planeta. Con este seguimiento, se podrá intervenir imediatamente en caso de que ocurra alguna incidencia.

Situación del alimoche

Esta ave ha sufrido un gran descenso en los últimos años, disminuyendo en la Península Ibérica cerca del 25 % de sus poblaciones. Esto es debido a una serie de amenazas como los tendidos eléctricos, choques, aerogeneradores y especialmente los envenenamientos.

Los dos ejemplares marcados proceden del Parque Natural de las Hoces del Riaza, en Segovia, que es una zona caracterizada por sus barrancos. Esta población llegó a contar con 19 parejas de la especie, siendo la más densa de toda Europa. Pese a los esfuerzos llevados a cabo durante los últimos 30 años por WWF y el personal del Parque, la población ha mermado considerablemente. Quedando en la actualidad no más de 7 parejas, de las cuales solamente 5 se reprodujeron en 2008.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de