Cientos de chilenos formaron el domingo una ballena gigante para manifestar su rechazo a la cacería de las diversas variedades de este cetáceo, un día antes de la reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) que se realizará en Santiago.

Desafiando al frío, niños, jóvenes y adultos asistieron al Parque O Higgins, en pleno corazón de la capital, y participaron en el evento que convocó además a autoridades del gobierno chileno y a organizaciones ecologistas.

La gigantesca ballena-humana, en la que participó la ministra de Medio Ambiente de Chile, Ana Lya Uriarte, fue fotografiada desde el aire por un helicóptero, tal como se ha hecho en otras partes del mundo.

"Resulta evidente que el tema de protección de los cetáceos en el mundo, no solamente en Chile, es un tema de amplio arraigo en la ciudadanía", dijo a Reuters la ministra Uriarte.

En la reunión de la CBI, unos 500 delegados de cerca de 80 países miembros debatirán temas como la cacería que sólo realizan Japón, Noruega e Islandia o la posibilidad de hacer del Atlántico Sur una zona libre de matanzas de ballenas.

Como antesala, en el multitudinario acto ciudadano se invocó por la preservación de algunos tipos de ballenas que estarían en vías de extinción o sufren una caza indiscriminada.

Santuario de las ballenas

Sentados en una extensa área verde, cientos de personas con camisetas blancas representaron la silueta de una minke, también denominada rorcual menor, mientras que otros vestidos de azul emulaban el mar. A un costado, decenas de participantes escribieron la palabra: Santuario.

"Aunque hace mucho frío y el pasto está húmedo, vine a defender a las ballenas", dijo Claudia Valenzuela, una niña de 10 años que formaba parte de la puesta en escena de la ballena gigante.

"Esto es una fiesta en defensa de las ballenas. Mira esa gente. Estoy muy emocionada", dijo la actriz chilena Leonor Varela, quien presidió el acto.

En este contexto, la ministra de Medio Ambiente dijo que Chile anunciará la creación de un santuario de cetáceos y se declarará a todo el territorio chileno libre de captura, caza y comercialización de ballenas.

México, Costa Rica, Belice, Nicaragua, Panamá, Ecuador, Perú, Chile, Argentina y Brasil son miembros con derecho a voto de la CBI y son partidarios de la conservación de las ballenas.

Japón, en cambio, lidera la postura de una cacería con fines científicos, orientada a las capturas limitadas para estudiar los recursos marinos y el medio ambiente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de