Desde 1989, que es obligatorio establecer planes de recuperación para las especies catalogadas como “en peligro de extinción” en los catálogos de especies amenazadas, aun faltan 100 planes por redactar y aprobar.

Situación grave

Ahora que se cumple el 20 aniversario de la ley de biodiversidad, todavía falta el 84% de los planes de recuperación. En algunas comunidades como Madrid o Andalucía, todavía no han aprobado ni siquiera un solo plan de recuperación. Por otro lado, Castilla y León y Cataluña aun no tienen aprobado ni un Catálogo Regional de Especies Amenazadas, lo que hace no saber cual es la prioridad de actuación. En estas comunidades autónomas deberían hacer también planes para otras especies muy amenazadas en sus regiones, como las aves esteparias de Cataluña.

Según Alejandro Sánchez, director ejecutivo de SEO/BirdLife “es un auténtico milagro que alguna de estas especies no se hayan extinguido aún” y considera que “es culpa de los presidentes de los gobiernos regionales que no le dan suficiente importancia a la biodiversidad y presupuestan suficientemente estas medidas”.

Solución con planes de recuperación

Los planes de recuperación sirven para recoger todas las medidas que las comunidades autónomas tienen que realizar para que la especie mejore su estado de conservación y deje de calificarse como “en peligro.

En España el 25% de las especies de aves se encuentran amenazadas según el Libro Rojo de SEO/BirdLife. Además, desde la organización se han recopilado las medidas de gestión necesarias para conservar estas especies tras reunir a la mayoría de los expertos y científicos españoles.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de