Algunas de las reclamaciones que la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, encargada de defender la posición española ante el consejo de homólogos europeos, llevaba en la cartera, consiguieron finalmente colocarse en el documento final aprobado por los euroministros.

Una de las reclamaciones tiene que ver con la petición de que los busques de más de 24 metros dejen de tener permiso para desembarcar en la costa europea. Los mayores controles para que las pesqueras respeten las zonas de veda pesquera decretadas en cada momento.

Fusión de normas dispersas

El actual reglamento pesquero de la UE tiene más de 15 años. Por lo que adaptar las prácticas de captura a las nuevas exigencias y al mantenimiento de la sostenibilidad es una de las pretensiones de la nueva normativa.

”También, la unificación de la normativa actual, que está dispersa en diferentes reglamentos y disposiciones”, admite un portavoz de delegación española en Luxemburgo. Las normas quieren, además, asegurar un “control integral de toda la cadena”, que incluye la trazabilidad. Las sanciones y los requisitos más exigentes para actualizar los objetivos a las nuevas prácticas y tecnologías disponibles son otros de los contenidos que contiene el nuevo Reglamento de Control presentado por la Comisión.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de