El estudio hizo uso de los arrastres pelágicos realizados cada primavera entre 2005 y 2011 como parte de las campañas acústicas PELACUS para caracterizar la comunidad pelágica y describir y predecir los patrones de distribución de las principales especies de peces que la componen.

Campaña acústica PELACUS

Investigadores del Instituto Español de Oceanografía  han publicado un trabajo en el que describen la composición de la comunidad de peces pelágicos de las aguas atlánticas de norte y noroeste de España y analizan sus patrones de variación espaciales y temporales, tanto en la composición de la comunidad como en la presencia e importancia de dos de los principales especies de interés comercial, la sardina (Sardina pilchardus) y la anchoa (Engraulis encrasicolus).

Las especies más importantes en términos de frecuencia de aparición en los arrastres y biomasa fueron la caballa (Scomber scombrus), la merluza (Merluccius merluccius), el jurel (Trachurus trachurus), la sardina y la boga (Boops boops). Los resultados indican que la composición de la comunidad varió en función de la profundidad, el área geográfica y el año.

El análisis demostró asimismo la existencia de patrones espaciales en la presencia y abundancia de sardina y anchoa, siendo la abundancia de la primera mayor cerca de la costa mientras que la anchoa fue más abundante en las aguas cerca de las fronteras con Francia y Portugal.

El uso de variables ambientales para explicar estos patrones espaciales, reveló efectos significativos de la profundidad sobre la importancia de sardina en los arrastres, mientras que la importancia de la anchoa estuvo relacionada con la temperatura superficial del mar, con mayor abundancia en las aguas más cálidas. La anchoa parece aumentar su rango de distribución en años cuando el tamaño del stock es mayor, algo que no se observó para la sardina.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de