Los experimentos médicos en Reino Unido utilizaron a animales en más de 3,2 millones de casos en 2007, un 6 por ciento más que el año anterior, dijo el lunes el Gobierno.

El incremento fue el sexto anual consecutivo, según las cifras publicadas por el Ministerio del Interior británico.

La mayoría de los animales empleados eran ratones, ratas y otros roedores. Menos del 1 por ciento incluían perros, gatos, caballos o primates, dijo el Gobierno.

El alza se debió principalmente a la cría de animales modificados genéticamente, en su mayor parte ratones y peces.

Quitando o insertando genes en animales, los científicos esperan mejorar la comprensión de las enfermedades humanas y desarrollar nuevos tratamientos.

Las farmacéuticas dicen que los animales son vitales en la investigación y desarrollo de nuevas vacunas y medicinas. Los grupos de defensa de los animales que combaten la experimentación animal dicen que las cifras son las más altas en 16 años.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de