Vídeos submarinos 

Esta campaña, liderada por investigadores del Centro Oceanográfico de Cádiz y Málaga del Instituto Español de Oceanografía (IEO), tiene como objetivo principal estimar la abundancia de cigala a través de vídeos submarinos con el trineo fotogramétrico TSTHORUS y además se probará el trineo TRISION. Se estimará también la densidad de madrigueras de cigala, se delimitará la distribución de cigala en el golfo de Cádiz y se cuantificará la densidad de la fauna acompañante. Asimismo, se realizará el análisis morfológico y de respuesta acústica del sustrato mediante la adquisición de datos batimétricos y de reflectividad.

Este estudio, que finalizará el 16 de junio, es la tercera que se realiza, después de la realizada en junio de 2015 y de la campaña exploratoria ISUNEPCA_0814, desarrollada en 2014, y que sirvió para poner a punto esta nueva metodología sugerida por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES) para la estimación de la abundancia de los stocks de cigala del Atlántico noreste.

Hasta ahora, la abundancia de cigala en el golfo de Cádiz se estimaba a partir de las tendencias de la captura por unidad de esfuerzo de la flota comercial que se dirige a este recurso. Sin embargo, al ser la cigala una especie sedentaria que pasa la mayor parte de su vida dentro de madrigueras y al depender su comportamiento de entrada y salida del momento del día, la estación del año o las condiciones ambientales, entre otras variables, los datos de captura no siempre son indicativos de la abundancia de la cigala.

Es por ello que en el golfo de Cádiz comenzó a implantarse la evaluación del caladero de cigala a través de vídeo submarino: las denominadas campañas de TV submarina. Esta metodología comenzó a desarrollarse a finales de los 90 en Escocia y hoy en día se aplica en 18 stocks del Atlántico Noroeste.

Durante esta campaña, se muestrearán los fondos marinos en 76 puntos del golfo de Cádiz, en profundidades comprendidas entre los 200 y 700 metros, dentro del caladero de cigala. Adicionalmente, una vez finalizadas las estaciones establecidas para cumplir con el objetivo principal de la campaña, se realizarán 21 inmersiones en zonas no arrastrables que resultan de interés para conocer el estado de los fondos y la presencia de recursos comerciales.

Este proyecto lo lidera la investigadora Yolanda Vila y en la campaña participan, además de científicos y técnicos de los centros oceanográficos de Cádiz y Málaga del IEO, estudiantes en prácticas de la Universidad de Cádiz



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de