La expedición pretende buscar vida y filmar la actividad de volcanes submarinos profundos entre 1.000 y 3.500 metros en el Golfo de Cádiz, Canarias y Madeira. Se utilizará, por primera vez y conjuntamente, el muestreo de rocas y sedimento de los fondos y la grabación en alta resolución, empleando el Remote Operated Vehicle (ROV) o mini-submarino no tripulado, aportado por Portugal.

Uno de los objetivos marcados será el estudio de los fondos submarinos del Golfo de Cádiz, donde se han identificado más de 60 volcanes y chimeneas submarinas procedentes de la emisión de fluidos ricos en gases como el metano. Se investigará la posible vida ligada a esta intensa actividad volcánica.

La cooperación Hispano-Lusa está siendo coordinada por el grupo “Estrutura de Missão para a Extensão da Plataforma Continental (EMEPC)”, tutelado por el Secretario de Estado do Mar de Portugal, y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y el Instituto Español de Oceanografía (IEO), por parte española.

La expedición científica marina se enmarca en el denominado proyecto SUBVENT, co-liderado entre el IEO y el IGME. Este proyecto tiene como objetivo conocer y caracterizar las emisiones de fluidos en los fondos marinos profundos y los hábitats relacionados y ha sido financiado por el Plan Nacional de Investigación de España.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de