Por Félix Toribio

redaccion@ambientum.com

Continuando con el ahorro de agua, prosiguen las obras o adecuaciones de los canales de regadío de nuestro país. En esta ocasión la Comunidad Autónoma de la Rioja, ha visto satisfechas sus exigencias ante el gobierno central, con la creación de una balsa que será destinada al abastecimiento de agua para agricultura.

Las instalaciones de la balsa de la Muga (La Rioja), dará servicio a una extensión de 400 hectáreas y abastecerá a 350 agricultores de la zona, quienes demandaban dicha obra desde hacia tiempo. La capacidad de 299.973 metros cúbicos asegura el total abastecimiento de los campos de cultivo de la zona, además cuenta con un canal (tubería) hasta el embalse de San Roque.

Ahorro del 30%

Con la ayuda de esta nueva instalación se prevé un ahorro del 30% de agua, lo que supone un adelanto para la zona, que se ha visto afectada por periodos de sequía o problemas de abastecimiento en los últimos años, y que según van las cosas se repetiría de no ser por estas nuevas obras públicas.

Desde la comunidad de regantes del río Alhama, y de manos de su presidente Antonio Calvo se agradeció al ministerio que acarreará con los costes íntegros de la instalación, que ha costado por el momento 3,3 millones de euros.

Prácticas sostenibles

Durante la visita de Elena Espinosa a las obras de la balsa, que supone una mejora sustancial en el sistema de regadío de la zona. La Ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), recalco el potencial de la agricultura sostenible como referente del sector.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de