Científicos pesqueros procedentes de los países mediterráneos han validado  la propuesta de Oceana de establecer una veda sobre zonas de cría del Estrecho de Sicilia y así recuperar los stocks de gamba blanca y de merluza, que registran una grave sobrepesca. Oceana, la mayor organización internacional de conservación marina, presentó esta propuesta hace unas semanas a la Comisión General de Pesca del Mediterráneo, dependiente de la FAO.

“Los recursos del Mediterráneo se encuentran en una situación crítica, con un 92% de los stocks de especies de fondo afectados por sobrepesca, y no se ha dado un solo paso para recuperarlos”, afirma Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana en Europa. “Por ello, instamos a los Estados ribereños a seguir las recomendaciones de sus propios científicos y adoptar la propuesta de Oceana sobre el Canal de Sicilia. Protegiendo las zonas de cría protegemos el pescado de mañana”.

La propuesta de Oceana, basada en los datos científicos disponibles más recientes y fiables, incluye la veda de tres zonas de cría al este del Banco Adventure (merluza), este del Banco de Malta (merluza) y oeste de la cuenca de Gela (gamba blanca), para proteger los juveniles y contribuir a superar la situación de sobrepesca de estos stocks. Las vedas son un elemento clave que necesariamente debe ir acompañado de un plan para recuperar los stocks y asegurar la sosteniblidad a largo plazo de las pesquerías en el Estrecho de Sicilia.

Cierres pesqueros para recuperar los stocks comerciales del Mediterráneo

Los Estados costeros del Mediterráneo se reunirán en Roma entre el 25 y el 29 de mayo para abordar el futuro de la pesca en este mar, incluyendo la propuesta de Oceana de proteger los juveniles en el Estrecho de Sicilia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de