Feragua, en Junta General celebrada hoy, ha decidido unánimemente solicitar a Gobierno central y autonómico ayudas para paliar estos daños, así como demandar una línea de ayudas de emergencia, de al menos 50 millones. Desde Feragua solicitan ayudas urgentes para reparar las estaciones de bombeo de agua y otras instalaciones que se han visto afectadas antes de la próxima campaña de riego, que comenzará en mayo.

La Asociación de Regantes también ve necesario la implantación de medidas fiscales que apoyen a las  explotaciones agrarias afectadas que no puedan regarse por inutilización de las infraestructuras de riego.

Necesidad de regular las cuencas

Las lluvias de los últimos días han puesto en evidencia “la necesidad de ampliar la capacidad de regulación de las cuencas andaluzas con embalses y microembalses en zonas regable”, señala un portavoz de Feragua. En este sentido, la Asociación ha pedido a la administración andaluza que legalice de forma urgente los cientos de balsas que ya están construidas en muchas zonas, y que no están operativas por falta de autorización oficial. Asimismo, ha pedido que promuevan nuevas infraestructuras que permiten acumular las aguas de escorrentías, como las que ahora circulan por el río .

Desembalses más organizados

Finalmente, Feragua, ante los graves daños ocasionados especialmente en las cuencas del Guadalate, Barbate y Guadalquivir, ha solicitado a la administración una planificación en losdesembalses “más eficiente y ajustada a las tecnologías disponibles en la actualidad”. Dicha planificación tiene que integrar la programación de mareas en las zonas costeras y litorales, la previsión de precipitaciones, los caudales fluyentes y toda la información disponible en tiempo real para que, en coordinación con los servicios de Protección Civil, “se minimicen los graves daños ocasionados por las avenidas tanto en poblaciones como en el ámbito rural”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de