La organización humanitaria Acción contra el Hambre ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para que hagan llegar ayuda a este país africano, en el que aún quedan miles de personas “sin las mínimas condiciones de saneamiento necesarias”.

Afectados que se unen a las catástrofes que se amontonan en uno de los países más pobres del mundo, con una renta per capita de 1.200 dólares anuales, que depende de la agricultura, un sector que aunque apenas representa el 32% de su PIB, da trabajo al 92% de su población trabajadora.

Centros de acogida

Cerca de 48.000 habitantes de la ciudad que han sido víctimas de la catástrofe permanecen en centros de acogida. Pero los ciudadanos no paran de llegar. Ahora Accion contra el Hambre teme que los centros superen su capacidad, y que el acceso sanitario se haga imposible para todos.”Tememos grandes riesgos de degradación sanitaria si la solución de urgencia se hace esperar”; reclama un portavoz de la ONG.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de