Los pequeños, de la mano de técnicos especializados y cargados con los instrumentos científicos adecuados para realizar las mediciones, recorren las principales cuencas hidrográficas de la región. Mientras, conocen el estado de conservación, las propiedades, la fauna y la vegetación de estos valiosos sistemas hídricos. Este proyecto forma parte del Programa de Voluntariado en ríos del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

A golpe de prácticas de campo y no pocas lecciones teóricas, los estudiantes cántabros de tercer ciclo de Primaria están aprendiendo los parámetros de análisis. Las concentraciones de sustancias que indican que el agua corre peligro de contaminación. Y hasta los procesos físicos que revelan que las propiedades hídricas están en un mejor o peor estado de conservación.

Educar sobre terreno

Enseñar a través del trabajo de campo, es lo que aseguran los educadores perseguir con el programa Explora tu río. “La educación ambiental que se dirige al alumnado busca sensibilizar a los escolares a través del conocimiento teórico y práctico de los ríos cercanos a sus centros de estudio”, afirma un portavoz del proyecto.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de