El robo de la reja metálica de protección convirtió la arqueta en una trampa mortal para las aves, que cayeron en ella al tratar de capturar los peces que frecuentan ese sector del pantano.

Agentes medioambientales y personal del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre, dependientes del Servicio de Áreas Protegidas y Defensa del Medio Natural de la Región de Murcia, se desplazaron hasta el citado pantano para extraer los cadáveres, registrar los datos biométricos y proceder a su levantamiento y traslado a dicho Centro, donde se verificará la causa exacta de la muerte.

La garza real (Ardea cinerea) es una especie protegida ligada a ambientes acuáticos que llega a alcanzar los dos metros de envergadura. El pantano de Puentes se encuentra en el paraje denominado ‘Sierras del Gigante – Pericay, Lomas del Buitre – Río Luchena y Sierra de La Torrecilla’, clasificado como Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA).

Los agentes medioambientales contactaron con personal de la Confederación Hidrográfica del Segura para informarles de la necesidad de reparar con urgencia dicha arqueta y evitar así el peligro que supone tanto para las personas que puedan transitar por la zona como para la fauna silvestre.

Agentes medioambientales de Zarcilla de Ramos mantendrán un dispositivo de vigilancia en la zona mientras se llevan a cabo las labores de reparación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de