Las cuatro zonas más afectadas por la sequía en España

España se encuentra en la zona templada del planeta y bajo la influencia de dos corrientes de aire: una masa de aire frío y húmedo que viene del Atlántico y una masa de aire caliente y seco de origen africano. La acción de estas masas de aire sobre el territorio, la elevada altitud media, la presencia de cordilleras y la distancia del mar hace que podamos distinguir diferentes variedades climáticas y de vegetación.

Hoy por hoy las zonas más áridas de España, con precipitación anual inferior a 300 mm, se encuentran en el sureste de la Península (Almería, Murcia y Alicante) y en las islas Canarias más orientales, ocupando un total del 2.6% de la superficie del Estado según un estudio del CSIC. En el sureste de la Península la escasez de precipitaciones se debe a la pantalla ejercida por la Cordillera Penibética, estancando frecuentemente las tormentas del norte y noroeste. La aridez de las islas Canarias se debe a la persistencia del Anticiclón de las Azores y a la influencia sahariana.

¿Cuáles son las zonas más áridas de España?

1. Almería

El 24% de la provincia de Almería es territorio árido. Prueba de esta sequía es el Parque Natural marítimo-terrestre del Cabo de Gata-Níjar, posiblemente el espacio más árido de la Península. En él las lluvias apenas llegan a unos 120 l/m2 al año, las temperaturas son muy altas en verano y en invierno suaves. Es una de las zonas de Europa con más cantidad de horas de sol al año, con cerca de 3000 horas de exposición solar anual.

2. Alicante

Alicante cuenta con el 25% del territorio árido, en el sur y sureste de la provincia. Allí el mes más lluvioso es septiembre y llueve unos 61 días al año. Los veranos son calurosos y con temperaturas que pueden sobrepasar los 40 ºC. En 2014 se convirtió en el área poblada más seca del planeta por falta de precipitaciones, con 12 meses consecutivos en los que tan solo se acumularon 104 l/m2. Dentro de la provincia de Alicante, la Marina Alta, el Vinalopó y l’Alacantí fueron las zonas con peores registros pluviométricos este año.

3. Murcia

El 32% de la provincia murciana es árida. Así lo demuestran los valores climatológicos de precipitación anual, con entre 200 y 300 l/m2 al sur y este de la provincia. Allí también se encuentra una de las temperaturas máximas absolutas anuales más altas del territorio español, con 45.7 ºC. El desierto de Mahoya, entre Abanilla y Fortuna, o las ramblas de Librilla son algunos ejemplos de esta aridez murciana. También las zonas costeras de Mazarrón, Águilas o el Parque Regional de Calneque están entre las zonas más áridas de Murcia.

4. Lanzarote y Fuerteventura

Con origen volcánico, estas son las islas canarias más próximas al continente africano, y por ello las más afectadas frecuentemente por la calima. En ellas las precipitaciones anuales son muy bajas, de 98 l/m2 al año en el sur de Fuerteventura y no se superan los 200 l/m2 en el resto. Las temperaturas no varían mucho a lo largo del año y las mínimas no bajan de los 14 ºC. La menor altitud de estas islas provoca que toda su superficie se encuentre por debajo del nivel de inversión del alisio, lo que dificulta las lluvias orográficas típicas de las otras islas Canarias occidentales que cuentan con algún obstáculo montañoso.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de