En 1997, la Convención de la ONU sobre Cursos de Agua consiguió el apoyo de cerca de 35 países. En esta Convención se estableció el marco con el que promover la cooperación en la gestión de aguas compartidas entre países. España  fue el decimoctavo país en firmar este acuerdo.

España es uno de los mayores consumidores de recursos hídricos de Europa. Por esta razón no es nuevo en materia de acuerdos sobre el agua. El último de estos tratados fue la firma de la Convención de la Albufeira, sobre gestión de ríos en Portugal, en 1998. Además, España presenta dificultades en la aplicación de la Directiva Marco de Agua debido a la enorme presión del regadío y el turismo sobre los recursos.

Piden más protección

WWF España ha instado al Gobierno español a  impulsar, junto con Portugal, las medidas necesarias para proteger a los ríos Duero, Tajo y Guadiana, cuyas cuencas están compartidas por diferentes comunidades autónomas. 

En la Península Ibérica, el sistema hidrológico se encuentra dividido en cuencas que incluyen los diferentes sistemas de drenaje. Las conferencias hidrográficas de cada comunidad autónoma  son los organismos encargados de su gestión y protección, evitando, por ejemplo, la edificación en los cauces.

WWF piensa que por esta razón es necesario un adecuado desarrollo de los planes hidrológicos de cada cuenca. El responsable de Conservación de WWF España, Enrique Segovia , afirma que "un aporte suficiente de agua en Portugal será esencial para el buen estado ecológico de las aguas del Tajo y el Guadiana". WWF España solicita al Gobierno español que aproveche la presidencia europea de 2010 para promover la ratificación de la Convención de la ONU sobre Cursos de Agua entre el resto de Estados Miembros de la UE.

Recursos hídricos y cambio climático

La mitad de la superficie de la tierra está surcada por vías fluviales que contienen más de dos tercios del agua dulce disponible en el mundo. Las variaciones en las pautas climáticas relacionadas con las lluvias y la menor disponibilidad de agua dulce, será para muchas personas el impacto más grave e inmediato del cambio climático.

El director de WWF, James Leape, afirma que “la ratificación de la Convención por España es una magnífica noticia para un mundo preocupado sobre el agua". Indica, además, que este acuerdo servirá de instrumento para poder compartir los recursos hídricos y proteger los ríos, lagos y acuíferos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de