Con esta decisión se pretende ayudar a los Estados miembros a formular estrategias marinas coordinadas en cada mar regional, garantizando la coherencia y facilitando la comparación de avances entre regiones.

 La definición de los criterios es un requisito en virtud de la Directiva Marco de estrategia marina, cuyo objeto es conseguir un buen estado medioambiental en todas las aguas marinas de la UE para 2020.

Janez Potočnik, Comisario de Medio Ambiente, ha declarado que  “la adopción de la decisión sobre los criterios en esta materia durante el Año Internacional de la Biodiversidad supone un paso adelante en la elaboración de la estrategia de biodiversidad de la UE a partir de 2010”.

La decisión de la Comisión sobre los criterios de un buen estado medioambiental de las aguas marinas se centra en diversos aspectos de los ecosistemas marinos, tales como la diversidad biológica, la población piscícola, la eutrofización, los contaminantes, la basura y el ruido.

Los criterios, y los indicadores asociados, definidos en la decisión se basan en el asesoramiento científico y técnico proporcionado por expertos independientes y deben utilizarlos los países miembros para determinar el estado medioambiental del ecosistema marino. Y parten de las obligaciones y medidas vigentes en la legislación de la Unión Europea y se refieren a los aspectos del medio marino que no abordan aún las políticas vigentes.

Sin embargo, mientras que algunos criterios están bien elaborados y son operativos, otros necesitan perfeccionarse. La decisión resalta la necesidad de fomentar un mayor entendimiento científico a efectos de la evaluación del buen estado ambiental para apoyar un planteamiento ecosistémico de la gestión de las aguas marinas de Europa. Por lo tanto, habrá que revisar los criterios teniendo en cuenta los nuevos conocimientos científicos.

Objetivo: Un buen estado medioambiental para 2020

Un buen estado medioambiental significa que el estado global del medio ambiente en las aguas marinas asegure unos océanos y mares ecológicamente diversos y dinámicos que estén sanos y sean productivos.  Por lo que el uso del medio marino debe mantenerse a un nivel sostenible, y para ello hay que considerar plenamente la estructura, las funciones y los procesos de lo ecosistemas marinos, se deben proteger las especies y los hábitats marinos y se tiene que prevenir el declive de la biodiversidad debido a la actividad humana.

Para alcanzar el objetivo de la UE de un buen estado medioambiental de todas las aguas marinas para 2020, los Estados miembros tienen que elaborar estrategias marinas que sirvan de planes de acción para aplicar un planteamiento ecosistémico de la gestión de las actividades humanas.

Por último, el buen estado medioambiental debe determinarse por regiones o subregiones marinas sobre la base de once descriptores cualitativos del medio marino especificados en la Directiva Marco de estrategia marina. Y la cooperación regional será necesaria en cada etapa de la aplicación de la Directiva.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de