El volumen de agua que se filtra en los túneles que forman la red del Metro de Barcelona se ha reducido en un 30 por ciento en los últimos cuatro años, según informó Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) en un comunicado.

La empresa atribuye este descenso a la falta de lluvias y a diferentes obras de infraestructura que han alterado el volumen de agua recogida. Así, se ha pasado de los 10,8 hectómetros cúbicos recogidos en 2004 a los 7,8 del pasado año, cantidad que equivale a 245 litros por segundo.

1,3 hectómetros cúbicos de agua recuperada.

Con las infraestructuras actuales, el Metro de Barcelona logra recuperar al año 1,3 hectómetros cúbicos de agua, que se utiliza para regar calles y parques y jardines de la ciudad y garantizar el caudal ecológico del río Besòs.

En total, en la red del Metro hay 119 pozos con bombas que captan agua del freático, de la lluvia y de distintos acuíferos, aunque sólo puede ser reaprovechada la que procede de una veintena de captaciones. En el resto de los casos, el agua es salada, contaminada o tiene un caudal demasiado irregular, lo que hace el pozo inutilizable.

Nuevas actuaciones.

TMB informó ayer que recientemente ha entrado en servicio una nueva tubería, que transporta cinco litros por segundo procedentes de una pozo situado en las inmediaciones de la estación de Baró de Viver de la Línea 1, y que desemboca en el río Besòs, concretamente, en una de las pilastras del puente de Santa Coloma. Esta cantidad equivale a 400.000 litros diarios.

Esta tubería se complementará con la próxima colocación de unas válvulas de canalización bajo el puente de Santa Coloma, que permitirán cargar camiones cisterna. Así, este agua se utilizará para regar calles y zonas verdes.

La compañía anunció ayer que pondrá en marcha nuevas actuaciones para incrementar la toma de agua freática del subsuelo, con la finalidad de captar cada año 2,2 hectómetros cúbicos, cantidad que equivale a 2,2 millones de metros cúbicos. Esta cantidad equivale al 28 por ciento del total de agua que se filtra en los túneles de la red del Metro y más del 50 de la que es potencialmente reutilizable.

Estos nuevos proyectos pasan por reaprovechar agua de pozos, como los que están situados en la estación de Artigues/Sant Adrià de la Línea 2, Lesseps de la Línea 3, Horta de la Línea 5.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de