Cerca de 150.000 personas residentes cerca del lago Tangjiashan, creado a causa de los deslizamientos de tierra consecuencia del terremoto que azotó China el pasado 12 de mayo, tuvieron que ser evacuadas por el temor a que las inundaciones pudieran causar una nueva tragedia si colapsa, informaron los medios locales, recogidos por Europa Press.

El lago se creó al bloquearse el río Jianjian, cerca del condado de Beichuan, en la provincia de Sichuan, la más afectada por el seísmo. La cifra oficial de muertos, además, alcanzó ayer las 67.183 personas, además de otras 20.790 personas que permanecen desaparecidas..

Los residentes fueron evacuados durante la noche de ayer mientras que los ingenieros cavaban un canal de desviación para evitar inundaciones. Hasta 1,3 millones de personas de 33 distritos de la ciudad de Mianyang podrían ser trasladadas si las barreras del lago colapsan por completo, informó el periódico China Daily en su edición de internet.

El nivel del agua del lago, uno de los 35 "lagos del temblor" creados por el terremoto y que tiene el volumen de unas 50.000 piscinas olímpicas, continuaba subiendo y la gigantesca represa no estará lista hasta por otra semana, según expertos citados por el diario. El río amenazaba a varias comunidades ayer, que implementaron medidas de evacuación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de