Según han explicado en rueda de prensa el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Manuel Romero Ortiz, y el jefe de la Oficina de Planificación Hidrológica del Organismo de Cuenca, Agustín Pastor, el ahorro se centrará principalmente en el abastecimiento con la mejora de las conducciones y en el regadío con la modernización de los sistemas.

En este sentido, Pastor ha señalado que el ahorro, principalmente y teniendo en cuenta el consumo del más del 87% del agua de la cuenca, tendrá que venir del regadío a través de la eficiencia, pero también del sistema de abastecimiento. "Tanto regantes como ayuntamientos tendrán que espabilar y mejorar los sistemas de regadíos y de conducción, respectivamente", ha indicado.

"Para el ahorro es fundamental la modernización de los regadíos, y para ello se impone el concepto de eficiencia, es decir, el coeficiente entre dotación bruta -el agua que se da al cultivo- y dotación neta -lo que el cultivo necesita-", ha explicado Agustín Pastor. "Si no se cumple no tendrán agua", ha afirmado en referencia a los usuarios.

51 de los 77 miembros, a favor

El Consejo del Agua de la Demarcación ha informado favorablemente la propuesta de proyecto con el apoyo de 55 de los 71 miembros que han asistido a la reunión celebrada en Sevilla -el Consejo cuenta en total con 79 miembros-, dos votos en contra, de los asociaciones ecologistas representadas WWF y Ecologistas en Acción; y 14 abstenciones, entre ellas la de la Junta de Andalucía.

Romero Ortiz que ha recordado que el plan, que empezó a redactarse hace cinco años, se enfrenta en su recta final después de que esta tarde vaya al Comité de Autoridades Competentes de la Demarcación, que deberá, si lo aprueba, elevar al Consejo Nacional del Agua y de ahí al Consejo de Ministro que lo aprobará como Decreto-Ley. "Es un Plan Hidrológico por y para todos", ha resaltado el presidente, quien confía que a finales de este año o principio de 2013 pase por el Consejo Nacional del Agua.

El Plan establecerá el marco de gestión del agua desde un punto de vista "más sostenible" frente al vigente de 1998, pues recoge un enfoque "más integrador", planteando las satisfacciones de las demandas, pero también alcanzar el buen estado de las masas, frente a "un plan de infraestructuras como era el anterior", ha comentado Romero Ortiz.

En este sentido, el presidente ha comentado que la cuenca cuenta con 850.000 hectáreas de regadío, que consume 3.500 hectómetros cúbicos, lo que supone el 87% de la demanda de la cuenca, frente al 10% del abastecimiento de los más de 4,1 millones de habitantes de la cuenca.

De 15 sistemas de explotación a ocho

Entre las novedades del Plan, Romero ha señalado la reorganización de los sistemas de explotación, integrando en un sistema único la mayor extensión posible de la cuenca, lo que permitirá ofrecer las mismas garantías a los distintos usuarios apostando por una gestión basada en la unidad de cuenca. Por este motivo, se reducen de 15 a ocho los sistemas de explotación incorporando al Sistema de Regulación General todos los territorios con capacidad de interconexión entre sí. De esta forma, el 73% de la demarcación quedará integrado en el Sistema de Regulación General, mientras que se establecen los sistemas parciales de explotación del Guadiamar, el de abastecimiento a Sevilla, abastecimiento de Córdoba, abastecimiento de Jaén, Hoya de Guadix, Alto Genil y Bembézar-Retortillo.

Igualmente, se establece en toda la cuenca los caudales ecológicos como una restricción impuesta a los sistemas de explotación, fijándose los caudales mínimos circulantes a lo largo de toda la cuenca del Guadalquivir, así como los caudales máximos en algunos puntos significativos, en embalses y afluentes del río.

De otro lado, el presidente ha indicado que el Plan contempla un programa de medidas que deberán ser adoptadas por las diferentes administraciones implicadas para la consecución de los objetivos de la planificación para dar respuesta a los problemas derivados de la contaminación puntual, la contaminación difusa, la satisfacción de las demandas, la recuperación ambiental, el incremento de la eficiencia, la protección y recarga de los acuíferos, la prevención de sequías e inundaciones y la mejora del conocimiento y la gobernanza en la gestión del agua.

1.735 millones para obras

La inversión para el periodo comprendido entre 2009 y 2015 para el Programa de Medidas supone un total de 1.738 millones de euros. Estas medidas contemplan, principalmente, obras ya iniciadas o a punto de contratar.

Entre los objetivos medioambientales que recoge la propuesta aprobada por el Consejo del Agua de la Demarcación, el presidente de la CHG ha subrayado que 179 más de agua de río alcancen el buen estado y 95 llegarán al buen potencial ecológico.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de