“DesaladoraDesaladora con energía eólica

“No se puede decir que una zona geográfica situada en la costa no dispone de recursos de agua”. El mar ha pasado a ser un recurso más, al mismo nivel que los ríos, embalses o aguas subterráneas. Esta es una de las conclusiones del VII Congreso de la Asociación Española de Desalación y Reutilización.

En el encuentro, que se celebró la semana pasada en Bilbao, se han presentado las últimas novedades en las plantas de tratamiento de agua potable que utilizan las tecnologías de membranas como partes del tratamiento de las aguas, con el fin de adecuar su calidad a las exigencias de la normativa sanitaria para las aguas de abastecimiento humano.

Plan Nacional de Depuración

En la séptima edición de este Congreso, que ha centrado principalmente en los aspectos referentes a la reutilización y regeneración de aguas, se han celebrado dos mesas redondas.

En la primera de ellas, “Reutilización dentro del Plan Nacional de Depuración”, se han puesto de manifiesto las diferentes tecnologías que en la actualidad se están aplicando en estos tratamientos.

La principal conclusión es que se debe profundizar más en estas tecnologías de regeneración de las aguas hasta conseguir que las aguas vertidas por la reutilización tengan la misma calidad que el agua inicialmente captada y se adapte a la calidad de agua deseada para la masa de agua en donde se introduce.

La desalación, una opción más

Por otro lado, en la segunda mesa redonda se ha debatido con expertos del Ministerio de Sanidad y Consumo, de la Organización Mundial de la Salud y responsables de la calidad del agua de empresas gestoras, sobre los aspectos sanitarios de la desalación.

En sus exposiciones ha quedado patente la opinión compartida de que lo tratado en estas jornadas, refleja el alto grado de madurez de las tecnologías de la desalación y de reutilización y la capacidad del sector para acometer los retos futuros. El agua dulce disponible en nuestro planeta es el 1% del total, por lo que el 99% restante es salada y, por tanto, el mar se convierte en un recurso inagotable.

La desalación es una técnica que proporciona agua para siempre, de gran pureza y calidad. La salmuera es devuelta al mar a través de unos difusores que aseguran la dilución de la sal sin afectar negativamente al medio ambiente. Desde hace muchos años, todo proyecto de desalación incluye una modelización de los impactos posibles y se realiza un control medioambiental continuo durante la explotación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de