Los portavoces de Oceana responsables de la campaña han afirmado que el objetivo de la misma es “reclamar la protección de 11 especies de tiburones y rayas”. Estas especies “se localizan entre las aguas del Golfo de Vizacaya y las Islas Canarias”, afirman los expertos.

Un portavoz de la organización añade que confía que Medio Ambiente “garantice la protección necesaria de estos animales mediante su inclusión en las listas nacionales de especies amenazadas”.

“Nadando hacia la Extinción”

La campaña de Oceana, que tiene por nombre Nadando hacia la extinción, persigue la inclusión de diferentes especies dentro del Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y en la Directiva de Hábitats de la Unión Europea.

Entre estas especies la organiazación destaca la manta raya (Mobula mobular), los peces sierra (Prisits spp.), martillos (Sprhyrna spp.), zorros (Alopias spp.) y peces guitarra (Rhinobatos spp.), entre otros.

La sobrepesca y contaminación acaban con estas especies

Según afirma Oceana,”los tiburones y las rayas son esenciales para mantener el equilibrio y la salud de los océanos”.
Los expertos señalan a la sobrepesca, la contaminación, el desarrollo costero y las consecuencias del cambio climático como posibles causas de la delicada situación en la que se encuentran estas especies.

Los acuarios de la Península apoyan la campaña

Varios acuarios de toda la Península ya se han sumado a esta campaña. Mediante diversas actividades centros como el de Lanzarote o Barcelona junto con el  L’Oceanogràfic de Valencia, entre otros, divulgarán el mensaje de concienciación de la campaña.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de