Arias Cañete respondía así en el pleno del Senado a la pregunta del senador de CiU Ferrán Salvado Bel sobre si el Gobierno considera suficiente el caudal medioambiental propuesto por la Confederación Hidrográfica del Ebro en su tramo final, y concretamente en la estación de Tortosa y en el Delta.

En este sentido, Arias Cañete ha dicho que el régimen de caudales ecológicos del Delta del Ebro, "satisface lo establecido" en el reglamento de planificación y cumple con los criterios técnicos definidos en la planificación hidrológica.

Además, ha insistido en que se ha procurado que el caudal máximo sea compatible con los requerimientos de usos de agua de las "nueve comunidades autónomas que tienen integran la cuenca del Ebro".

"Todo este importante caudal con fines ecológicos para el Delta del Ebro solo es posible si perdura la gran solidaridad de las nueve comunidades autónomas que integran la cuenca y no solo Cataluña. La gestión paradigmática del Ebro en la actualidad produce grandes beneficios para el conjunto de comunidades autónomas implicadas en su gestión", ha apostillado.

Además, ha recordado que el plan de la cuenca del Ebro salió a información pública el 12 de mayo y ha destacado que la propuesta "está siendo fruto de un proceso de participación social sin precedentes y de un amplio consenso liderado por la confederación hidrográfica del Ebro y las nueve comunidades autónomas integradas su gestión".

Asimismo, ha destacado que el plan ha buscado un "equilibrio" entre el buen estado ecológico y las demandas actuales y futuras, y que la gestión hidráulica se ha basado en el principio de unidad de cuenca.

En todo caso, ha reconocido que es "muy complejo planificar la hidrología de un río como el Ebro, que afecta a tantas comunidades autónomas". Por ello, estima que hay que buscar la solidaridad y el entendimiento en el plan actual, que busca un "punto de encuentro entre todos".

Cuantías de los caudales

Mientras, el senador catalán ha dicho que discrepa del ministro en cuanto a las cuantías de los caudales. Concretamente, ha pedido que se mejoren estos caudales en algunos puntos como en Tortosa, donde la propuesta contempla que durante seis meses al año tenga 80 metros cúbicos por segundo; durante 4 meses, entre 91 y 95 metros cúbicos por segundo; y dos meses al año 150 metros cúbicos por segundo, algo que es "muy inferior" a lo actual.

Igualmente, ha dicho que en el Delta del Ebro, estas cantidades pasan a 80 metros cúbicos durante dos meses, a 100 metros cúbicos por segundo durante dos meses y solo durante tres meses a 120 metros cúbicos segundo.

A su juicio, los objetivos medioambientales deben ser "prioritarios", sobre todo, en relación con las demandas futuras. "Entendemos que se deben conservar las demandas actuales de utilización, pero no entendemos que las demandas futuras se tengan que priorizar ante los objetivos medioambientales, que son absolutamente insuficientes en la propuesta de caudal hidrológico de la cuenca del Ebro", ha concluido.

A este respecto, el ministro ha replicado que en la desembocadura del río, el régimen de caudal establecido con carácter no vinculante con el plan hidrológico es de 3.154 hectómetros cúbicos al año, es decir, 100 metros cúbicos por segundo. En esta propuesta del plan hidrológico, se aumenta a 3.370 hectómetros cúbicos al año, es decir, 106,8 metros cúbicos por segundo. Además, ha defendido que se fija un régimen variable a 80 y 155 metros cúbicos por segundo, "más adaptado" a las condiciones naturales del río y se incluyen medidas puntuales de entre 1.000 y 1.500 metros cúbicos por segundo para renaturalizar el régimen de caudales y reducir la invasión de macrófitos.

De este modo, ha subrayado que se han analizado asimismo otros aspectos no vinculados al régimen del caudal ecológico pero que por la singularidad del río han sido tenidos en cuenta.

En definitiva, para el ministro el resultado es que se puede garantizar un régimen de caudales ecológicos en la cuenca del Ebro "muy importante y muy superior" a los ríos de la vertiente mediterránea, ya que el embalse de Menquinenza es una "gran reserva estratégica" para el Delta del Ebro, donde en torno al 30% del agua total disponible de la cuenca del Ebro está "garantizada" en el conjunto del Delta del Ebro.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de