Al menos cinco muertos y más de mil damnificados es el balance tras las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias que han azotado los últimos días el centro y sureste de México, según informaron medios locales recogidos por Europa Press.

Las lluvias que siguen azotando el departamento de Veracruz provocaron el desbordamiento parcial de dos ríos que inundaron al menos 100 viviendas y obligaron a las autoridades a habilitar dos albergues.

En el sureño estado de Oaxaca, tres personas murieron y más de 7.000 fueron evacuadas en albergues o casas de familiares. Una niña de cuatro años murió arrastrada por la corriente, una turista estadounidense terminó ahogada en una playa debido al fuerte oleaje y un indigente falleció al caer desde un punete en Cuchitán, según informó el funcionario de Protección civil de Oaxaca, César Narváez.

Las autoridades estatales habilitaron dos albergues en las iglesias de los municipios más importantes y en un Salón Social de la región para acoger a los afectados.

Además, los ríos Jamapa y Tolome se salieron de su cauce a la altura de los municipios de Jamapa y Paso de Ovejas, donde decenas de viviendas sufrieron inundaciones de hasta 50 centímetros. "Tenemos la certeza de que esta inundación es producto de las lluvias que cayeron por la noche y esto elevó el nivel del río", informó el Secretario de Protección Civil, Ranulfo Márquez Hernández.

También resultaron afectados por las inundaciones el estado de Guanajuato, en el centro del país, Querétaro y Chiapas, en el sur, donde algunas comunidades indígenas están incomunicadas por cortes de caminos y deslaves.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de